www.elmundodelperro.net

Galería de Razas

( 117982 visitas )

FOX TERRIER

El nombre de esta raza procede de la palabra latina terra (tierra), y hace referencia precisamente a su capacidad para cazar bajo tierra. Este término se acuñó en el Reino Unido y ha llegado a formar parte de la propia cultura británica.

Leer más...

Enlaces relacionados

En la literatura existen noticias de perros «teroures» a través de Juliana Berners, que en su obra «Boke of St. Albans», 1486, cita a un tipo de perro de carácter arrogante. Posteriormente, en 1570, el profesor en Cambridge Johannes Caius escribió uno de sus primeros tratados sobre perros ingleses, donde menciona a uno que se utilizaba exclusivamente en la caza del zorro o del tejón.

La mayoría de los autores británicos relacionan a estos perros cazadores con los que los romanos llevaron durante su conquista de las islas británicas allá por el año 54 antes de nuestra era.

Todo parece indicar que la raza se formó a finales del siglo XVII o principios del XVIII, con el auge de la práctica de la caza del zorro. Entre las jaurías de Sabuesos siempre había algún Terrier que expulsaba de su guarida a la presa. Hasta ese momento se preferían los ejemplares de pelo liso, al ser considerados más refinados, si bien los de pelo duro se siguieron criando en zonas de clima más extremo. Los primeros Fox Terrier propiamente dichos no aparecieron hasta el siglo XVIII, de ello se tiene constancia a través de un cuadro de Hamilton, hacia 1700.

El reverendo Jack Russell, el primer criador conocido de la raza, adquirió cuando todavía era estudiante en Oxford su primera perra Fox Terrier de pelo duro a un lechero. A pesar de que muchos autores actuales dudan del aporte genético de sus perros en los actuales, sí podemos asegurar que tuvo una gran importancia en el desarrollo de la raza, la que crió hasta 1873.

Hasta la segunda mitad del siglo XIX no es registrado el primer Fox Terrier, aunque no compitió en ninguna exposición de belleza. Sí lo hicieron los ejemplares del mayor Harding Cox y William Carrick, quienes pensaron que los perros de pelo duro tenían las mismas posibilidades morfológicas que los de pelo liso. En 1876 se constituyó el Fox Terrier Club por iniciativa del mayor Cox. En 1885 lo hizo el American Fox Terrier Club. En esta época tanto los perros de pelo duro como los de pelo liso eran considerados dos variedades dentro de la misma raza.

No es hasta principios de nuestro siglo cuando los perros de pelo duro adquieren la fama que todavía hoy poseen. El primer ejemplar relevante lo cría la duquesa de Newcastle, la criadora más importante anterior a la I Guerra Mundial. Varios ejemplares de su afijo, «of Notts», fueron los fundadores de la raza según la podemos contemplar hoy día.

Uno de los ejemplares más destacados de todos los tiempos fue «Gallant Fox of Wildoaks», nacido en 1929 en Nueva York. Este perro era nieto de uno de los ejemplares más importantes del Reino Unido, «Talavera Simon».

Durante la II Guerra Mundial la cría del Fox Terrier descendió en número, sin embargo, no lo hizo en calidad, por eso hoy podemos gozar de una raza verdaderamente espectacular.

Descripción

La apariencia general del Fox Terrier es la de un perro alegre y activo, con hueso y fortaleza en un espacio reducido, pero sin dar apariencia de ser tosco o poco elegante, debe guardar equilibrio tanto en cabeza (hocico de igual longitud que el cráneo) como en el cuerpo, cuya longitud debe ser igual a la alzada del perro, lo que le da la apariencia de un verdadero perro de caza con la espalda corta y que abarca terreno con poco esfuerzo al caminar. El cráneo y el hocico deben tener la misma longitud; el cráneo debe ser moderadamente estrecho, y su grosor disminuye según se acerca a los ojos; la trufa es preferentemente negra, algunos ejemplares la tienen marrón en invierno; los ojos son oscuros, moderadamente pequeños y no prominentes; deben tener una forma lo más circular posible, esto es bastante importante, pues afecta directamente a su expresión correcta; las orejas forman un marco para la cara; su doblez, firmemente marcada, sobrepasa claramente el nivel superior del cráneo, mientras que las puntas deben rozar las mejillas; tapan la parte alta del cráneo y favorecen su aspecto estrecho. Es preferible que los machos no sobrepasen los 39 centímetros, alguno menos las hembras, y que pesen alrededor de los nueve kilogramos. El dorso es corto, denso y poderoso, sin mostrar flojedad o poca consistencia. La cola está insertada muy alta, se le somete a la amputación de la tercera parte durante los cinco primeros días de vida; debe ser tiesa, nunca enroscada o sobre el lomo. Las extremidades anteriores están hechas para escarbar eficazmente, poseen un húmero corto y la escápula inclinada hacia atrás, en un ángulo de 45 grados, aproximadamente. Las extremidades posteriores poseen una fuerte musculatura en los muslos, que deben ser largos y de igual medida desde la cadera hasta la rodilla, y de aquí hasta la punta del corvejón.

El manto del Fox Terrier debe tener un tacto duro, alambrado y denso, en los flancos, patas y hocico esta dureza es menor. Debajo del pelo alambrado hay un subpelo mucho más suave que hay que entresacar periódicamente para que no interfiera en el crecimiento del pelo exterior.

Respecto al color, debe predominar el color blanco con manchas negras o tostadas; se deben evitar los colores rojo, hígado o azul pizarra, así como manchas atigradas o con los contornos difuminados o poco marcados. El estándar insiste en el hecho de que el color tiene poca importancia en relación con otros aspectos del animal.

Carácter

Suelen ser amistosos y valientes, pero también sociables con los seres humanos. Atentos a la mínima provocación, no dudarán en defenderse aun cuando su oponente le supere en fuerza y tamaño. El carácter de la raza se puede adivinar sobre todo al observar su mirada y el porte de las orejas y el rabo.

Ordenar por:



Filtrar por:

Título:

Descripción

Fecha de creación desde

Fecha de creación hasta

Número de fotos desde

Número de fotos hasta


Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
www.elmundodelperro.net
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8