web analytics
cabecera
Hemeroteca :: Edición del 01/07/2013 | Salir de la hemeroteca

Alteraciones del aparato digestivo

Alteraciones del aparato digestivo

José Enrique Zaldívar (Clínica Veterinaria Colores)

Son muchas las enfermedades que, sin tener relación directa con el aparato digestivo, provocan síntomas a nivel de los órganos que lo forman. Además, hay enfermedades específicas de esófago, estómago e intestino. Como resulta imposible dar cuenta de todas ellas, creo que lo más adecuado, para acercarnos a lo complicado que resulta en ocasiones su diagnóstico, será efectuar un repaso a los síntomas y a las posibles causas que los provocan.
Disfagia. La podemos definir como una deglución difícil y dolorosa. Se puede deber a obstrucción, disturbios motores o dolor. En lo que respecta al aparato digestivo, son las patologías del esófago las que provocan este síntoma, aunque determinadas enfermedades de la orofaringe también pueden producirlo.

Regurgitación. Es la expulsión brusca y sin esfuerzo del contenido alimenticio, y no suele acompañarse del mismo espectro de síntomas que a menudo preceden al vómito y a la arcada. Si bien puede suceder durante o poco después de la ingesta, puede no presentarse hasta horas después de la misma, en especial en caso de megaesófago (dilatación esofágica).

Vómito. Es uno de los motivos más frecuentes de consulta. Es la eyección enérgica de los contenidos gástricos y del intestino delgado proximal a través de la boca. Comprende tres actos: náusea, arcada y vómito propiamente dicho. Se trata simplemente de un signo clínico de una serie de afecciones que pueden residir en cualquier sistema orgánico corporal.

Si hay sangre en el vómito. En este caso, podría relacionarse con erosión o ulceración de la mucosa del estómago o del intestino delgado debida a diversas causas (hipovolemia, daño por medicamentos, gastritis aguda o crónica, enfermedad inflamatoria intestinal, neoplasias). Lo que se conoce como hematemesis también puede deberse a la ingestión de sangre desde otra fuente (boca, senos nasales, pulmones) o por alteraciones de la coagulación.

Diarrea. Es también uno de los motivos más frecuentes de consulta veterinaria. El diagnóstico definitivo y manejo de la diarrea crónica (persistente e intermitente) es uno de los grandes desafíos que tenemos los clínicos y también el más frustrante.

La diarrea se define como las deposiciones que contienen un exceso de agua. En algunos pacientes puede haber aumento en la frecuencia de la defecación.

La disquecia. Se define como la defecación difícil y/o dolorosa. El tenesmo refiere el esfuerzo persistente o prolongado que por lo general es ineficaz. En general indica un sentido de la urgencia. Ambas situaciones pueden asociarse con anormalidades genitourinarias. Las causas más frecuentes de origen digestivo son colitis, proctitis (inflamación de mucosa rectal) y constipación.

La diarrea de intestino delgado a menudo se caracteriza por incremento de la frecuencia de defecaciones con evacuación de cantidades mayores de las normales de heces blandas a acuosas. Las variaciones del color van del pardo acanelado claro a oscuro, naranja o negro. Suelen ser más voluminosas que las de intestino grueso.

El borborigmo es un término empleado para describir un ruido intestinal de tipo sordo y prolongado. Se debe al movimiento de gases y líquidos en el intestino y se generan normalmente en el estómago.

La constipación se define como la defecación ausente, infrecuente o difícil. La obstipación es la constipación intratable y redunda en una impactación fecal intensa a través del recto y colon. Ambas debemos diferenciarlas del megacolon, que es un proceso clínico caracterizado por la dilatación y poca movilidad del intestino por patologías crónicas del colon y recto.

El timpanismo, plenitud y malestar abdominal son síntomas inespecíficos que pueden encontrarse en las afecciones digestivas orgánicas y “funcionales” (por ejemplo, en el síndrome de colon irritable y en las anormalidades caracterizadas por disturbios motores).

La incontinencia fecal denota la liberación descontrolada de los contenidos rectales. Aunque no es común en perros los problemas que acarrea son graves, especialmente a nivel de nuestra convivencia con los perros afectados. La mayoría de las causas que dan lugar a este síntoma las podemos clasificar como neurogénicas y no neurogénicas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (4)   No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelPerro.net
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.