www.elmundodelperro.net

IV Travesía Mushing Canal De Castilla 2017

IV Travesía Mushing Canal De Castilla 2017
Ampliar

Texto: Javier Palazuelos Botella.
Fotos: Desire Fernández y Javier Palazurlos Botella.

Los días 25 y 26 del pasado mes de febrero se reunieron en Tierra de Campos, concretamente en Becerril de Campos, 18 mushers y 80 perros para participar en la IV Travesía Mushing Canal de Castilla.
IV Travesía Mushing Canal De Castilla 2017
Ampliar

Prueba puntuable dentro del V Circuito Estatal De Media Distancia, Copa Arión. Esta Travesía se viene realizando por los caminos de sirga del Canal de Castilla, rescatando la que hace más de 200 años fuera su función; la de vía de transporte y comunicación. Sustituyendo las mulas que arrastraban las barcazas de carbón y cereal, los perros arrastraron a sus compañeros humanos durante más de 120 km.

La travesía cuyo trazado tuvo forma de "ocho", partió de Becerril de Campos y pasó por las inmediaciones de las localidades de Paredes de Nava, Fuentes de Nava, en el primer bucle; y Villaumbrales, Venta de Valdemudo, Riba de Campos, Amusco, Piña de Campos y Fromista, en el segundo. Fue allí en Fromista donde se impuso a los equipos una parada obligatoria de 4 horas, que añadir a las paradas ya realizadas de manera voluntaria, con la intención de evitar qué dada la inmediatez de la meta, (35 km) algún equipo pretendiese llegar sin el correspondiente equilibrio entre trabajo y descanso.

El sábado 25, tras los pertinentes controles veterinarios llevados a cabo por veterinarios voluntarios del Hospital VeterinArea, Madrid, se realizó el Musher Meeting. Reunión de Mushers (corredores) y Handlers (asistentes de los Mushers y sus perros). Ahí se habló sobre las características del circuito, los check points, los puntos de recogida de perros, se repasó el Road Book, las distancias y puntos a tener en cuenta en temas de seguridad. Fue en ese momento cuando se decidió que debido a las altas temperaturas que se daban, la hora de salida, prevista para las 15:00, se retrasaría una hora. Finalmente debido a que el calor no remitía, daban las 18:00 horas cuando salía el primer corredor. Con dos minutos de margen entre equipos, a las 18:36 salía el último equipo.

En esta IV Travesía Canal de Castilla, participaron equipos en patín y bicicleta; con hasta tres perros por equipo; y carros, con entre 8 y 14 perros. Fue curiosa la ausencia de equipos medios, equipos de 4 a 8 perros que normalmente utilizan un triciclo como medio de transporte.

El primer bucle con 50 km, fue la barrera que determinó quien terminaría la Travesía. Un alto número de los participantes adaptó el libro de ruta y lo convirtió en "track de gps". Fue quizá esto un error pese a su intención de brindar seguridad y rapidez a sus equipos, dado que la suma de los errores en la toma de los puntos a la hora de la conversión y la del posicionamiento real el día de la prueba, hizo que el GPS no siempre fuese capaz de determinar el margen del canal por el que se tenía que transitar. Tened en cuenta que un error de 5 metros es aceptable en muchos casos, pero no en este, donde la anchura media del canal está en los 10 metros. Este detalle hizo que un corredor acabase circulando en sentido contrario por uno de los tramos y otros sufriesen retrasos al desconfiar, acertadamente, de lo que el GPS les indicaba. Fue gracias a que también portaban el "Road Book" entregado por la organización que solucionaron con éxito la incertidumbre. Hubo equipos que sufrieron del calor de una manera especial. Un equipo en concreto, llamó al "Race Marshal" solicitando retirada de dos de sus perros. Al llegar donde se encontraban, fueron finalmente cuatro los perros retirados, primando la seguridad y salud de estos, sobre los tiempos. El Musher y el resto de su equipo, llegaron al check point de Becerril por sus propios medios, para ver qué sus perros retirados ya habían sido atendidos por el equipo veterinario y se encontraban recuperados. Se dio algún caso de equipos que traían problemas gástricos de los días previos, que se manifestaron de nuevo al salir los perros a correr. Otro tiro de los "potentes", con perros en perfecto estado y muy motivados, sufrió de daños en su carro al chocar con una piedra y sacar la cubierta de la llanta en una de sus ruedas y pinchar otra. Todos estos percances ocurrieron a los equipos que inicialmente se les suponía más fuertes, tiros de 8 a 14 perros, de gente muy competitiva, dejando a las dos únicas mujeres de la categoría como únicas "finishers" y por tanto pódium de la categoría. Esto demuestra que no hay ventajas de género en el Mushing. Por qué si unos tienen fuerza, otros tienen templanza.

En los tiros más pequeños, patín y bicicleta, el paso por Becerril fue: meta adelantada en algunos casos, punto de descanso en otros y un mero check point y control veterinario relámpago para los tiros más rápidos.

Hay que tener en cuenta que 120 km no es una distancia que se corra muy a menudo en las pruebas en tierra. Para mucha gente está distancia y la filosofía de la Travesía, NON STOP y sin asistencia, era una total novedad. Esto hizo que hubiese variedad de estrategias a la hora de acometer la Travesía, condicionadas por la experiencia y la forma física de los perros. Con esto podemos decir, que algunos equipos dieron por terminada su participación en la Travesía en Becerril, otros decidieron hacer una parada de una hora, mientras el resto, tiró hasta Fromista. No detectándose paradas de descanso en el trayecto, salvo pausas puntuales para dar de beber a los perros.

El primer tiro en llegar al check point de Fromista fue una bicicleta con cadena y tres perros. A su llegada se le suministró paja para encamar a los perros y agua para hidratarlos. La comida tanto de los perros como del Musher debía de ser transportada por el propio Musher. Pese a eso, la organización agasajo a los mushers que iban llegando a la parada obligatoria de 4 horas de Fromista, con sopa caliente y pepitos de lomo recién hechos. Todos los mushers durmieron junto a sus perros, con diversidad de montajes. Los más sobrios y la mayoría, simplemente se tumbaron en sus sacos sobre la paja, junto a sus perros. Alguno, monto una tienda en la que durmieron juntos, perros y humano. La noche transcurrió de manera rápida y no fue muy fría, afortunadamente no llovió.

Tras la parada obligatoria de cuatro horas, los equipos fueron volviendo al camino sin pérdida de tiempo. Solo un equipo alargó ligeramente las cuatro horas obligatorias, si bien fue con la única intención de esperar a su compañero de Travesía, el cual no había sido capaz de despertarse tras su primera parada de descanso en Becerril de Campos y por tanto allí se quedó. Hay que decir que este “dormilón", era Ian Montero, de 8 años. Que a la llegada a Becerril tras 50 km de travesía junto a su padre Héctor, cayó rendido y quedó dormido. Hay que tener en cuenta que esta Travesía se corre en un entorno natural, no en un circuito, que saliendo a las 18:00 horas como salieron, sólo tuvieron dos horas de luz por lo que la mayor parte de su "viaje" se realizó en la oscuridad.

Tras reencontrarse Ian con su padre, ambos afrontaron de nuevo juntos los últimos 35 km de la Travesía.

Fue finalmente Benito Rubio Citores, el primer tiro en llegar a Fromista y el primero en salir, el que marcó el tiempo más rápido de la IV Travesía Canal de Castilla, tras llegar a Becerril de Campos en torno a las 8:00 de la mañana, con un tiempo total de 13 horas y 14 minutos.

Poco a poco fueron llegando el resto de los equipos, sin más bajas que los que no pasaron de Becerril tras el primer bucle. Tras la llegada del último participante, se fueron calculando los tiempos mientras los corredores atendían sus perros y recogían su material.

A eso de las 14:00 horas del domingo 26, se llevó a cabo la entrega de premios.

Finalmente todos los participantes marcharon a sus casas con una grata experiencia en su memoria y una serie de regalos y recuerdos de este fin de semana en su mochila.

Visto a dos semanas de su celebración, creemos que las cosas salieron bastante bien. Los corredores nos lo pusieron muy fácil. Los voluntarios de los controles y los del equipo veterinario fueron fantásticos. Todos aguantando en su puesto hasta que el ultimo corredor hubo entrado en meta. Los patrocinadores se portaron y todos los participantes tuvieron un práctico recuerdo del fin de semana en Tierra de Campos. Aún tenemos que pulir algunas cosas, pero tenemos casi un año para hacerlo.

Agradecer a todos los patrocinadores su apoyo.

Ayuntamiento de Becerril de Campos, Ayuntamiento de Fromista, Piensos Arion, Concejalía de Deportes de la Diputación de Palencia, Cervezas Bresañ, Gravity Scooters, Izas Outdoor Ropa de Montaña, Hospital Veterinario Veterinaria y finalmente a la Confederación Hidrográfica del Duero por su trabajo en la limpieza de los caminos de sirga, de árboles caídos tras las tormentas previas a la Travesía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelPerro.net
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
www.elmundodelperro.net
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8