www.elmundodelperro.net

Moquillo canino

Moquillo canino
Ampliar

Texto: José Enrique Zaldívar (Clínica Veterinaria Colores).

Se trata de una enfermedad aguda o subaguda, contagiosa, febril y muchas veces fatal con manifestaciones respiratorias, gastrointestinales, urogenitales, oculares y del sistema nervioso central. Está causada por el virus del moquillo canino (VMC).

La entrada del virus se produce por vía aérea. Desde la cavidad nasal, faringe y pulmones, el virus llega a los ganglios linfáticos donde se produce su replicación. Desde aquí se disemina a las vías respiratorias, al aparato digestivo, al sistema urogenital y al sistema nervioso central (SNC). Muchos de los síntomas que aparecen en el transcurso de la enfermedad son producidos por infecciones bacterianas secundarias. Durante las primeras 24-48 horas sólo se observará la elevación de la temperatura corporal. Lo que ocurra con posterioridad dependerá de la cepa viral y del sistema inmunológico de cada perro. Si el organismo es capaz de defenderse, la infección puede mantenerse en estado subclínico. Los animales con respuesta inmune débil pueden sobrevivir mucho tiempo con una infección subaguda, pero el fracaso en las respuestas inmunológicas conduce a la muerte aguda dentro de las 2-4 semanas después de la infección. Las convulsiones y otras anormalidades del SNC, con frecuencia, son la causa de la muerte o de la eutanasia. Los signos clínicos, que se acompañan de fiebre alta, se caracterizan por secreción nasal y ocular, depresión, anorexia, vómitos y diarrea.

Los síntomas neurológicos pueden estar presentes o no, y si lo están dependerán en sus características de la zona del sistema nervioso que se vea afectada por el virus. Así, podremos ver perros que presentan meningitis no supurativa con convulsiones, estupor, hísteria y ataxia, signos cerebrovestibulares, paresis, ataxia medular y, en ocasiones, mioclonía. En mi experiencia personal he llegado a ver perros nórdicos con moquillo que llegaban a comerse sus rabos y extremidades tras los ataques convulsivos. Las alteraciones oculares como la neuritis óptica y lesiones de la retina no son inusuales. El endurecimiento de los pulpejos y nariz está causado por algunas cepas virales. Es habitual detectar hipoplasia del esmalte dental después de una infección neonatal por moquillo. Algunos de los perros que llegan a la fase nerviosa de la enfermedad llegan a sobrevivir a la enfermedad con secuelas mínimas, pero son los menos.

La mayoría de los veterinarios realizamos el diagnóstico de la enfermedad por la observación de los síntomas clínicos. Los análisis que detectan inmunoglobulinas no nos dirán si son vacunales o producidas por la propia enfermedad, por lo que cabrían dudas si la sospecha de la enfermedad se da en perros vacunados. Además, algunos perros pueden morir con la enfermedad aguda antes que puedan ser sintetizadas las inmunoglobulinas neutralizantes y, en muchos casos, la respuesta de la IgM (inmunoglobulinas específicas) no se puede demostrar hasta tres meses después de haber contraído la infección y hasta tres semanas después de la vacunación. La nueva técnica de PCR podría identificar el ADN del virus a partir de hisopados conjuntivales, líquido cefaloraquideo y sedimento urinario.

No existe tratamiento específico para la enfermedad, ya que los antivirales no suelen ser demasiado efectivos y, por lo tanto, los medicamentos a utilizar vendrán indicados según los síntomas que presente el perro y los sistemas orgánicos afectados. Según el tipo de cepa del VCM y la respuesta individual del huésped, el moquillo canino puede variar de una infección subclínica a aguda, subaguda a fatal o no fatal. Los perros con signos leves del SNC (por ejemplo ticks nerviosos o mioclonos) pueden recuperarse, aunque estas anomalías continúen durante varios meses o indefinidamente. Los perros que se recuperan de la enfermedad no son portadores de la infección. La infección intrauterina de los fetos ocurre en perra sin anticuerpos y rara vez puede provocar abortos o infección persistente. Los cachorros infectados pueden parecer normales al nacimiento, pero pueden desarrollar la enfermedad de cuatro a seis semanas después. Me parece sumamente importante que las madres estén vacunadas para suministrar a sus crías las defensas necesarias hasta el momento de la vacunación. La vacunación es indispensable para prevenir la infección y la enfermedad. Podemos decir que en España los casos de moquillo han disminuido de forma clara en los últimos quince años gracias a las vacunaciones y revacunaciones que se realizan anualmente. La mayoría de los cachorros pierden la protección por los anticuerpos maternales entre las seis y las doce semanas de vida. A partir de este momento, todos los cachorros son susceptibles de ser vacunados. Mi recomendación es que el cachorro reciba una dosis vacunal a los 50-60 días de vida y que sea revacunado a los 90 días de vida. A pesar de las grandes discrepancias que existen en la actualidad en cuanto a las revacunaciones en perros adultos, mi opinión personal es que deben ser realizadas anualmente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Moquillo canino

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2707 | rafael morant - 12/05/2017 @ 06:54:51 (GMT+1)
    Gracias por el articulo
    http//www.tipsveterinarios.es

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
    www.elmundodelperro.net
    Contacto
    Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8