www.elmundodelperro.net

Juguetes para mordisquear. Perfecto Entretenimiento

Juguetes para mordisquear. Perfecto Entretenimiento
Ampliar

Texto: Benigno Paz (Educador canino e instructor de movilidad de perros guía-GDBA, Inglaterra).

Con demasiada frecuencia, en nuestros hogares al perro le resulta extremadamente difícil encontrar alguna actividad que le satisfaga y que sea del agrado de sus amos. No se le permite morder el mobiliario, ni rascar el suelo, ni las puertas ni los muebles, ni subirse a las camas, ni... Hemos de proporcionarle alguna actividad que le permita descargar toda la energía acumulada, todas sus tensiones, desarrollar sus instintos al tiempo que entretenerse en nuestra ausencia (en el hábitat que hemos elegido para él). Los juguetes, sin duda, nos ayudarán a alcanzar estos objetivos.

Nuestros perros se pasan la mayor parte del día en nuestras casas, espacios cada vez más limitados y que adaptamos a nuestras necesidades para hacerlos lo más confortable posible «para nosotros», y muchas veces nos olvidamos de que nuestros «amigos» también tienen sus necesidades y que, pese a su gran capacidad de adaptación, es necesario proporcionarles sus «cosillas» para que puedan entretenerse, aliviar estrés y mantener una buena calidad de vida.

COMBATIR EL ABURRIMIENTO

No hay nada peor que el aburrimiento, así que podemos esconder los juguetes por la casa para que el perro se pueda entretener buscándolos en nuestra ausencia. Le estaremos obligando a poner todos sus sentidos para localizarlos y «descargar» su exquisito contenido. Inicialmente se lo pondremos fácil: los juguetes cargados de comida estarán en un lugar visible y al que le resulte muy fácil acceder a su contenido, que pueda obtener un «Bingo» instantáneo y seguro. De este modo, podemos estar seguros de que el perro mostrará mucho más interés por su juguete cargado de comida que por la insípida pata de la mesa, con lo que nos evitaremos desagradables sobresaltos en nuestra vuelta a casa.

Estos juguetes para rellenar no tienen edad, entusiasmarán a todos, pero son imprescindibles para enseñar a los cachorros lo que deben morder, para que no puedan cometer ningún error en su larga etapa de aprendizaje.

Si queremos que nuestro cachorro crezca y llegue a ser un perro adulto con el que poder convivir, que se muestre confiado, que no destruya los objetos de la casa, que sea capaz de quedarse solo en casa, entonces tendremos que darle cosas en las que pensar y con las que entretenerse.

Algo que sí le esté permitido morder en nuestra ausencia, orientar sus tendencias naturales para que aprenda con qué objetos le está permitido jugar y evitar así que destroce los muebles. Lo ideal es establecer estas pautas ya desde cachorrillo. Los juguetes rellenos con comida nos ayudarán a enseñarle la inhibición del mordisco y qué objetos está permitido morder en la casa (los que también serán más apetecibles para él).

Debemos tener siempre presente que la principal causa de muerte y abandono de los perros (por lo general, antes de cumplir el año de vida) son los problemas de comportamiento: sucio en casa y, sobre todo, destructivo (rompe los objetos preciados de sus amos en ausencia de éste). Si desde las primeras semanas de edad del cachorro lo motivamos y enseñamos a morder sus juguetes, reduciremos considerablemente su interés por las puertas, alfombras o patas de las sillas y resultará mucho más fácil establecer las pautas básicas y los comportamientos que esperamos de él cuando sea adulto.

Sin duda, algo a tener muy en cuenta y que nos compensará tanto en lo económico y lo emocional, como a la hora de obtener un comportamiento aceptable de nuestro perro y una larga vida juntos.

INTRODUCCIÓN DEL JUGUETE

Adquiere mucha importancia despertar el interés y motivación del perro en el momento en que se lo presentamos, no basta con sacarlo de su cartón y dejárselo, inanimado, delante de sus patas. Tomémonos nuestro tiempo, sin presionar al perro, disfrutando del momento y de los «descubrimientos», que sea un tiempo de calidad, sin obsesionarnos.

Pero antes debemos poner en práctica unos breves ejercicios básicos de obediencia, especialmente recomendables cuando trabajamos con juguetes y comida.

Siempre que introduzcamos un nuevo juguete es importante que le enseñemos a nuestro perro a dejarlo a la orden, sin forcejeos, de lo contrario podría llegar a establecer una asociación negativa con el juguete (justo lo que queremos evitar desde el primer momento). Lo mejor es utilizar trocitos de salchicha o algo irresistible para él (incompatible con tener el juguete en la boca) o bien intercambiarlo con otro juguete con contenido exquisito.

Una vez que nuestro perro «acepta» dejar el juguete, no será extraño que nos lo traiga y ofrezca en el momento en que llegamos a casa o aquellas situaciones de excitabilidad. En otros momentos, el perro portará el juguete para llamar nuestra atención, para entretenerse, tener algo que morder y así aliviar estrés, apaciguar una situación tensa entre humanos (los gritos aumentan entre los humanos y aparece el perro en escena con su peluche en la boca, feliz).

SEGURIDAD

Debemos leer siempre las instrucciones del fabricante (en caso de que estén disponibles) y considerar siempre el tamaño de nuestro perro y el del juguete. Asímismo, evitaremos juguetes pequeños para perros de gran alzada, ya que en su entusiasmo podría tragárselo con el consiguiente riesgo de asfixia o necesidad de intervención quirúrgica para extraerlo. Los juguetes grandes para perros pequeños pueden resultar demasiado pesados y hacer que el perro pierda el interés al no poder portarlo ni abarcarlo para extraer su contenido. Por supuesto, no se deben alentar los juegos con piedras o palos, ya que no entran dentro del catálogo de juguetes, pese a ser super económicos y muy socorridos (aparentemente).

Son elementos muy naturales pero muy peligrosos ya que desgastan los dientes y pueden clavarse en la garganta del perro en su excitabilidad y entusiasmo. Comprobaremos regularmente que el juguete no está perforado ni roto, que el perro «no se lo está comiendo a trocitos». Los juguetes para rellenar no son indestructibles, pero sí muy resistentes. En caso de que haya iniciado el proceso, lo mejor es retirar el juguete.

Siempre pondremos un juguete más que el número de perros para evitar o reducir al mínimo la posibilidad de disputas por la posesión de los juguetes y facilitar que todos puedan tener un juguete con el que interaccionar. De todos modos, en caso de que alguno de los perros se muestre protector o intente acaparar todos los juguetes rellenos de comida, deberíamos supervisarlo directamente o bien darle el juguete aparte para evitar conflictos.

Nunca deberemos sacarle el juguete a la fuerza para evitar que desarrolle comportamientos protectores.

Utilizaremos la persuasión, lo mejor es enseñarle a intercambiar juguetes: «si me das el que tienes, te doy este otro que tengo y,o que es mucho más apetecible», o bien intercambiárselo por un granito de pienso.

HIGIENE

Lavaremos regularmente los juguetes para asegurarnos de que no queda ningún resto de comida. Los juguetes son imprescindibles en la vida de nuestras mascotas para fortalecer el vínculo con el amo, fomentar el ejercicio físico, permitirle relajar las tensiones diarias y reducir estrés. Si queremos evitar males mayores, es imprescindible poner un juguete en su vida y, sin duda, los juguetes para rellenar con comida harán sus delicias.

MÚLTIPLES POSIBILIDADES

_ Podemos untar un poco de quesito o salchicha en las paredes internas de forma que el perro tenga que introducir su lengua para degustarlo.

_ Podemos fijarlo a la pata de una mesa, haciendo pasar un cordel y haciendo unos nudos en el interior.

_ Podemos congelar su contenido (especialmente aconsejable en las épocas de calor).

_ Podemos esconderlos por distintos lugares de la casa (repartiendo en ellos la ración diaria).

_ Podemos adquirir una de las máquinas dispensadoras que los dejan caer cada cierto tiempo.

_ Podemos ...dejar volar nuestra imaginación.


LOS JUGUETES PARA RELLENAR CON COMIDA NOS PERMITEN:

_ Enriquecer el entorno.

_ Reducir y aliviar los niveles de ansiedad y estrés.

_ Fortalecer los lazos amo-perro. Establecer un vínculo más estrecho entre ambos, lo que será esencial para alcanzar una buena relación y facilitar las respuestas en obediencia básica y poder afrontar con éxito distintas modalidades de trabajo.

_ Enseñar a nuestro perro lo que se debe morder.

_ Potenciar el ejercicio físico y activar la estimulación mental del perro.

_ Desarrollar sus sentidos. Utilizar su olfato para localizar el juguete relleno que está escondido detrás del sofá o hacer uso de su hocico para levantar el cuenco de plástico bajo el que se esconde su juguete preferido. En la naturaleza todo lo bueno requiere cierto grado de esfuerzo.

_ Motivar a nuestro perro en el adiestramiento. Podemos utilizar los juguetes y el juego para fortalecer las respuestas deseadas.

_ Mejorar el bienestar de nuestro perro y desarrollar sus instintos.

_ Aumentar su seguridad y confianza.

_ Evitar que cometa errores en el hogar y que se produzcan las regañinas del amo.

_ Evitar el aburrimiento.

_ Mantener la limpieza de su dientes.

RELLENOS

Existe todo un formulario de recetas para rellenarlos, pasta de cacahuete, quesitos, salchichas, galletas para perros, etcétera. Lo mejor es experimentar y descubrir qué es lo que le rechifla a nuestro perro. Las primeras veces se lo pondremos muy fácil con un premio sobresaliendo para que tenga una recompensa inmediata por acercarse. Luego podemos incrementar la dificultad (incluso congelar el contenido, en verano).

Bibliografía

Un cachorro en casa; Ian Dunbar.

Fun and Games with dogs; Roy Hunter.

Los encontrarás en www.knsediciones.com.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
www.elmundodelperro.net
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8