www.elmundodelperro.net

La glándula de la cola, también conocida como glándula del rabo del perro

La glándula de la cola, también conocida como glándula del rabo del perro
Ampliar

La glándula de la cola, está compuesta fundamentalmente por células hepatoides, que son idénticas a las de las glándulas perianales. Es una glándula dependiente de la testosterona. Se trata de un área ovalada sobre la superficie dorsal de la cola, ubicada alrededor de entre dos y medio y cinco centímetros de distancia del ano y que es diferente a la piel circundante.

Algunos perros con seborrea primaria o secundaria o con incremento absoluto o relativo de los niveles sanguíneos de andrógenos desarrollan hiperplasia de las glándulas sebáceas, las circumanales de la cola o de ambas. Cuando los niveles de andrógenos están elevados, las glándulas circumanales que rodean al ano y con otra ubicación también se encuentran típicamente hiperplásicas.

La hiperplasia temprana de la glándula del rabo suele pasar desapercibida porque los pelos que la recubren esconden el defecto. Sin embargo, con el paso del tiempo, el área pierde el pelo debido a la compresión y a la fricción de los folículos pilosos por las glándulas hiperplásicas. Es cuando los propietarios descubrís un área calva, ovalada y sobresaliente sobre el rabo. La piel que rodea a esta región puede estar escamosa, hiperpigmentada, grasienta o presentar una combinación de estas alteraciones.

Puede producirse, como complicación, la infección de la zona, aunque no es demasiado frecuente, con aparición de pústulas. Los tratamientos con antibióticos pueden ser efectivos pero sólo temporalmente ya que las infecciones suelen ser recurrentes.

Dado que en muchas ocasiones se debe, como hemos dicho, a hiperandrogenismo, la castración previene el agrandamiento ulterior. Por lo general, la respuesta favorable a la castración se observa a los dos meses, aunque en algunos casos la falta de pelo permanecerá. No se deben utilizar hormonas (estrógenos o progesterona) para tratar este problema por los graves efectos secundarios que se pueden presentar.

Los perros con respuesta insuficiente a la castración o que no son castrados se pueden beneficiar de la cirugía. Consiste en eliminar el material glandular excesivo, con lo que se consigue una corrección estética excelente que deja sólo una pequeña cicatriz visible. Si no se produce la castración, el perro podrá tener recurrencias al cabo de entre uno y tres años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
www.elmundodelperro.net
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8