www.elmundodelperro.net

Ejercicios para realizar con nuestro perro y reconocer sus destrezas

Ejercicios para realizar con nuestro perro y reconocer sus destrezas
Ampliar

Texto y fotos: Benigno Paz (Educador canino e instructor de movilidad de perros guía-GDBA, Inglaterra).

Cuántas veces nos habrán parado por la calle, cuando vamos paseando o trabajando con nuestros perros, para decirnos eso de que «estos perros son muy inteligentes, sólo les falta hablar». Para luego, una vez roto el hielo, continuar diciendo «Yo tenía uno igual que…», y la conversación se prolonga todo lo que nuestra paciencia y cortesía aguanten (dependiendo también de lo ameno que resulte el relato de nuestro interlocutor). Así que en este artículo nos vamos a poner manos a la obra para determinar el grado de «inteligencia» de nuestros perros.

No es que los calores estivales me hayan afectado y que me quiera introducir en profundidades filosóficas y existenciales para discutir y demostrar la inteligencia de los perros. Nada más lejos de mis intenciones. Simplemente pretendo poner sobre la mesa algunos divertidos juegos para realizar con ellos sin necesidad de tener que hacer grandes esfuerzos y pasarlo bien en el proceso. Además, estos ejercicios nos permitirán conocer un poco mejor a nuestro perro y reconocer sus destrezas.

RESOLVER PROBLEMAS

En algún artículo anterior habíamos presentado el popular test de cachorros de Scoot y Fuller. En éste y en sucesivos números iremos presentando sencillas pruebas para valorar la capacidad de nuestro perro (cachorro y/o adulto) para resolver problemas.

El diccionario de la Real Academia Española de la lengua define inteligencia como:

  1. 1. f. Capacidad de entender o comprender.
  2. 2. f. Capacidad de resolver problemas.
  3. 3. f. Conocimiento, comprensión, acto de entender.
  4. 5. f. Habilidad, destreza y experiencia.

Y problema como:

  1. 3. m. Conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún fin.

Así que vamos a plantearle a nuestro perro algunos «problemas» que tendrá que resolver para lograr un fin y de ese modo mostrarnos su «inteligencia». En el proceso observaremos y anotaremos cómo resuelve el problema, si utiliza su hocico o la pata delantera derecha o la izquierda. Lo ideal sería poner a funcionar una cámara para grabar toda la secuencia y recrearnos después viendo las repeticiones.

PERMANENCIA DE UN OBJETO

El primer «problema» que le vamos a plantear nos permitirá comprobar si nuestro perro es capaz de establecer la «permanencia de un objeto».

¿Será nuestro perro capaz de entender y comprender el problema? ¿Será capaz de resolverlo? ¿Tiene la habilidad y destreza necesaria?

Prueba 1. Permanencia de un objeto.

El psicólogo suizo Jean Piaget, la describió como «la habilidad del niño (desde el nacimiento hasta los dos años) para comprender que los objetos poseen una existencia independiente de su relación con el objeto. El niño es capaz de mantener una imagen mental de una persona u objeto a pesar de no estar presente o visible. Nosotros la adaptaremos y la aplicaremos a nuestro perro».

Seguro que todos, en alguna ocasión, hemos jugado con un niño pequeño a taparnos la cara y aparecer de repente, bajando las manos, para gran sorpresa del bebé. Es un juego que le permite al niño descubrir y aprender que las cosas siguen existiendo aunque no las perciba en ese momento.

Nosotros comprobaremos cómo responde nuestro perro. Nuestra prueba de hoy trata de descubrir cómo percibe el perro el mundo que le rodea. Nos demostrará si es consciente de que los objetos siguen existiendo aunque ya no estén a la vista en ese instante. Para ello, realizaremos el siguiente juego de escondite, muy sencillo.

LO QUE NECESITAREMOS

El material necesario para esta prueba es el siguiente:

_ Uno de los juguetes favorito de nuestro perro.

_ Un recipiente (de plástico preferiblemente, para evitar que se asuste en caso de que caiga en el instante en que resuelve el enigma) lo suficientemente grande como para contener el juguete.

_ Una libreta en la que reflejaremos el número de intentos (1.º, 2.º y 3.º) y la puntuación que le damos. Si lo deseamos, también podemos anotar el tiempo que tarda en resolver el «problema» para valorar su progresión.

_ El perro: podemos optar por varias posibilidades a la hora de elejir el agente que realizará la prueba. Si nos animamos, podríamos realizar la prueba por turnos con los perros del parque y observar las diferencias en función de la raza o edad, por ejemplo.

_ Un ayudante: opcional, para mantener al perro a distancia mientras preparamos los distintos elementos de la prueba y para realizar la grabación que estudiaremos posteriormente.

PASOS DE LA PRUEBA

_ Dejamos al perro en posición de sentado y nos alejamos unos dos metros. Si a nuestro perro le cuesta contenerse podemos solicitar la colaboración de nuestro ayudante para que sujete al perro sin tensiones. En este ejercicio lo importante no es una buena respuesta a la orden de «quieto», sino resolver el «problema» que vamos a presentar.

_ A esa distancia dejamos en el suelo el juguete, asegurándonos de que lo vea y, transcurridos unos segundos, lo cubrimos con el recipiente (ahora el juguete queda oculto dentro del recipiente).

_ En ese instante liberamos a nuestro perro de la posición de quieto o bien le pedimos a nuestro colaborador que lo suelte para permitirle resolver el «problema»: recuperar su juguete.

Observaremos y anotaremos lo que hace el perro:

  1. El perro se acerca de forma positiva y tira el recipiente para recuperar su tesoro. Esto nos demuestra que comprende que el objeto sigue estando ahí aunque no lo pueda ver. Nuestro perro tiene una representación del mundo que va más allá de lo que tiene delante de sus ojos.
  1. Se acerca, olisquea, mostrando interés, pero no consigue su juguete y desiste para concentrarse en otra cosa.

Demuestra que sabe que el objeto sigue estando ahí, pero ya sea porque lo olisquea o porque se lo imagina ahí.

Podrías facilitarle la labor utilizando un contenedor que resulte más fácil de tirar.

  1. El perro ignora por completo el recipiente y se aleja en otra dirección a olisquear. En este caso nos muestra que no comprende la idea de que el objeto siga existiendo aunque no esté visible. Se requiere imaginación para visualizar el mundo más allá de lo que tenemos delante de nuestros ojos, algo que también nos ocurre a los humanos hasta que alcanzamos los nueve meses.

Para no aburrir al perro, realizaremos un máximo de tres repeticiones seguidas y luego le daremos un largo período de descanso.

NUESTROS RESULTADOS

¿Qué ocurre con nuestro perro? ¿Sólo considera que existe lo que él ve, lo que percibe en ese instante, o es capaz de comprender que los objetos existen aunque en ese momento no los esté percibiendo?

Es posible que algunos perros se pongan ansiosos al ver que su juguete favorito ha desaparecido, mientras que los perros más seguros y confiados irán directos hacia el lugar para resolver el enigma.

En las fotos, utilizando su juguete favorito relleno de comida, vemos a un perro adulto de once años que obtiene una puntuación A al primer intento y a un cachorro de cinco meses que obtiene una puntuación B. Algunos prefieren hablar solamente de instinto cuando son los animales los que resuelven los problemas de su supervivencia, reservando lo de inteligencia para los humanos en igual situación. Pero eso lo dejamos para las sesiones de filosofía, mientras tanto sigamos disfrutando y conociendo a nuestros perros.

FUENTES
My dog is a genius; David Taylor; Hamlyn.
Test your pet; BBC, Science & Nature.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Noticias relacionadas


Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Ejercicios para realizar con nuestro perro y reconocer sus destrezas

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2773 | Gloria Quiroa - 26/10/2017 @ 02:53:44 (GMT+1)
    Pues yo ya hice esto con mi perrito y sabia que su jugué estaba allí y lo consiguió rápido no le costo y es bien inquietó, saludos soy de Guatemala.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
    www.elmundodelperro.net
    Contacto
    Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8