www.elmundodelperro.net

    

EDUCACIÓN

Ejercicios para realizar con nuestro perro y reconocer sus destrezas

Texto y fotos: Benigno Paz (Educador canino e instructor de movilidad de perros guía-GDBA, Inglaterra).

Cuántas veces nos habrán parado por la calle, cuando vamos paseando o trabajando con nuestros perros, para decirnos eso de que «estos perros son muy inteligentes, sólo les falta hablar». Para luego, una vez roto el hielo, continuar diciendo «Yo tenía uno igual que…», y la conversación se prolonga todo lo que nuestra paciencia y cortesía aguanten (dependiendo también de lo ameno que resulte el relato de nuestro interlocutor). Así que en este artículo nos vamos a poner manos a la obra para determinar el grado de «inteligencia» de nuestros perros.

Mi perro marca
Comportamiento típico de los perros

Texto: Benigno Paz (Educador canino e instructor de movilidad de perros guía-GDBA, Inglaterra).

Utilizamos la palabra «marcar» en distintos campos: en la presentación entre perros, posesión de objetos, la posición de una presa, etcétera, pero es muy probable que todos la relacionemos y nos refiramos a «marcar con orina»: eliminar unas gotitas de orina (en los casos más problemáticos en un lugar no deseado por el amo). Esa tarjeta de presentación que los machos parecen tener la necesidad de dejar en todas las esquinas, árboles (los perros son perros y tienen su mundo con un «arco iris de olores») y que tan molesta (embarazosa) y latosa resulta cuando lo realiza en el interior del domicilio.

Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.

Texto: Enrique Solís Álvarez - Director Técnico y Adiestrador de LealCan.

Esta es la primera pregunta que nos viene a la cabeza cuando llega un nuevo miembro a la familia o surgen dudas sobre el comportamiento de nuestro perro cuando ya convive con nosotros. En muchas ocasiones vivimos determinados momentos en los que no sabemos interpretar lo que le ocurre a nuestro perro, nos desespera y suceden situaciones que se nos escapan de las manos, en este caso empezamos a pensar si debemos castigar al perro, gritarle, utilizar correcciones, ignorar su comportamiento, reforzarle, etc., y eso nos está indicando que necesitamos la ayuda de un profesional.

Foto: Alexandra Sinausía Nieva.
Foto: Alexandra Sinausía Nieva.

Texto: Benigno Paz.

Éste es otro de esos fascinantes ejemplos en los que podemos ver lo mucho que significan los perros para los humanos, su compañía y todo lo que estamos dispuestos a soportar (por todo lo que sentimos hacia ellos). Estoy seguro que a nadie más le permitiría que, de forma regular y caprichosa, le despertase “todos los días” a horas intempestivas (cuando en muchas ciudades todavía no han puesto ni las calles). Me pregunto qué ocurre después. ¿Saca usted a su perro a dar un paseo? ¿Le da su comida? ¿Le presta atención? (no creo que tenga humor para ponerse a jugar con él) ¿Le riñe? Sea lo que sea, está claro que es algo que al perro le motiva muchísimo y valora como “atención del amo a demanda”.
 
La agresividad canina. Conocerla y corregirla

Texto: Benigno Paz (Educador canino e instructor de movilidad de perros guía-GDBA, Inglaterra).

Los perros tienen dientes y, por ello, también cuentan con la posibilidad de morder y causar daño. No podemos olvidar que, aunque domesticados, son cánidos y poseen una potente dentadura como herramienta con la que pueden dañar a otro ser vivo. La domesticación, la selección genética y el manejo adecuado han hecho posible que se haya reducido o inhibido ese impulso y que sea un comportamiento que se presente de modo no habitual. No obstante ante un manejo inadecuado o ante estímulos especialmente intensos es posible que llegue a mostrar comportamientos totalmente inaceptables para el amo, que salte el dispositivo de relojería que llevan dentro y muestren su lado menos apreciado.

Juguetes para mordisquear. Perfecto Entretenimiento

Texto: Benigno Paz (Educador canino e instructor de movilidad de perros guía-GDBA, Inglaterra).

Con demasiada frecuencia, en nuestros hogares al perro le resulta extremadamente difícil encontrar alguna actividad que le satisfaga y que sea del agrado de sus amos. No se le permite morder el mobiliario, ni rascar el suelo, ni las puertas ni los muebles, ni subirse a las camas, ni... Hemos de proporcionarle alguna actividad que le permita descargar toda la energía acumulada, todas sus tensiones, desarrollar sus instintos al tiempo que entretenerse en nuestra ausencia (en el hábitat que hemos elegido para él). Los juguetes, sin duda, nos ayudarán a alcanzar estos objetivos.

Foto: Oliver Casanova Llanera.
Foto: Oliver Casanova Llanera.

Texto: Benigno Paz (Educador canino e instructor de movilidad de perros guía-GDBA, Inglaterra).

La primavera nos ha traído una agradable subida de las temperaturas y, además, los días se han hecho más largos. Apetece mucho más salir a dar una vuelta con nuestro perro después de la larga jornada laboral. En el parque comienzan a hacerse los grupos, por coincidencia de hora o por preferencias de sus amos (grupos de edades o aficiones). Sin duda, es una excelente ocasión para relajarse y observar el comportamiento y la comunicación entre los perros.
Foto: Elena Cagigas Fombellida.
Foto: Elena Cagigas Fombellida.

Texto: Benigno Paz.

En un principio, ahí no hay nada nuevo, es lo que todos esperamos que hagan los perros. De hecho y por lo general, nos da seguridad que el perro ladre y hay muchas personas que lo incentivan, ya sea de forma voluntaria o no. Hay razas que han sido seleccionadas para que hagan precisamente eso, ladrar, ladrar para alertar de la presencia de peligros potenciales (alimañas o intrusos, por ejemplo).

Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.

Texto: Benigno Paz (Educador canino e instructor de movilidad de perros guía-GDBA, Inglaterra).

Éste es uno de esos casos en los que a la hora de plantearnos la modificación del comportamiento buscamos algo que sea fácil de enseñarle y que resulte incompatible con ir a saludar a las visitas. Hay que planificar y trabajar con tiempo. No podemos esperar solventarlo todo en dos minutos en presencia de las visitas, cuando estamos nerviosos (con todas las miradas fijadas en nuestro manejo, nuestra cabeza en otras cosas y nuestros perros que se encuentran en ese pico de excitabilidad incontrolado). Adiestrar es un proceso continuado y que exige planificación y trabajo sistemático para que el perro pueda asimilar y aprender qué es lo que esperamos de él.
La coprofagia, un comportamiento especialmente desagradable

Texto: Benigno Paz (Educador canino e instructor de movilidad con perros guía-GDBA Inglaterra)

Hoy trataremos uno de esos comportamientos que realizan algunos perros con cierta frecuencia y que siempre resulta especialmente desagradable para los humanos, aunque muy natural para sus mascotas, que parecen disfrutarlo especialmente: la coprofagia o ingestión de las heces (del griego, copros, “heces”, y phagein, “comer”), ya sean propias, de otros perros o de animales de otras especies. Se trata de un comportamiento “normal” (natural) y frecuente en los perros, lo que no quiere decir que sea agradable o aceptable para sus amos.

Lenguaje Corporal Canino. Aprende a comunicarte con tu perro.

Texto: Pablo de Castro - https://adiestramientocanino.org/

Como dice el viejo refrán, “un gesto vale más que mil palabras”, y en el caso de los perros es la única manera que tienen ellos de comunicarse con nosotros. Como todo el mundo sabe los perros no hablan nuestro idioma y la única manera que tenemos de comprender lo que dicen es a través de su Lenguaje corporal y vocal. A menudo pensamos que los gestos o acciones que realiza nuestro perro significan una cosa, pero en realidad puede significar todo lo contrario.

Automutilación

Texto: Benigno Paz.

El perro se lame insistentemente una zona hasta hacerse herida, con sangre y todo. Aprovecha por la noche, cuando no está vigilado, hasta dejarla en carne viva. Le hemos llegado a poner hasta tres vendas por las noches, pero se las quita. Sin duda, nos encontramos ante uno de esos comportamientos de nuestro querido perro que no podemos comprender y que nos resulta frustrante y doloroso, por lo que intentaremos profundizar en el tema.

Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro

Texto: Benigno Paz (Educador canino e instructor de movilidad de perros guía-GDBA, Inglaterra)

Todos hemos visto el comportamiento de perros que parecen poseídos al identificar un olor que reconocen (ese que parece tienen fijado en su particular “biblioteca de olores” de su cerebro), por ejemplo, el perro que durante el paseo en el campo sale como iluminado detrás de un rastro que le lleva a una liebre o el perro que en el parque o la calle encuentra el rastro de un gato y sale lanzado ignorando todo tipo de peligros. La excitabilidad que desencadena el olor a hierba (anticipo de la suelta) o del mar (anticipo de un relajante baño en la playa).

Higiene básica

Texto: Benigno Paz

Uno de los problemas más comunes y que mayor frustración crea a los propietarios de perros es no ser capaces de enseñarles dónde hacer sus necesidades (y luego que no respondan a la llamada, que tiren de la correa, se muestren agresivos con los niños, etc.), máxime si el comportamiento persiste cuando el animal ya tiene más de un año. Otra vez el problema es la comunicación: nos cuesta hacerles comprender el mensaje, transmitirles lo que deseamos de ellos.
Foto: Salvador Berbel Tapia
Foto: Salvador Berbel Tapia

El perro empieza a aprender desde que nace, lo que hace que su educación comience también ese día. Aprende a alimentarse a través de los olores que le llegan de su madre, o a relacionarse con sus hermanos de camada. Además, el comportamiento del perro puede ser orientado en cualquiera de las etapas de su vida, aunque siempre resultará más sencillo corregir un problema de conducta cuando se encuentra en una etapa incipiente y no se ha asentado en el carácter del perro.

Conceptos y consejos para una correcta educación

Texto: Benigno Paz (Educador canino e instructor de movilidad de perros guía-GDBA, Inglaterra).

Educar a un perro puede ser la actividad más fácil, gratificante y relajante que llevemos a cabo con nuestro compañero, pero también puede convertirse en la más frustrante y desquiciante. Todo dependerá de nuestra dedicación, persistencia y del método de trabajo que utilicemos a lo largo de los próximos meses.

Formas de educar

Existen diferentes métodos para acometer la educación de nuestro cachorro. Las distintas escuelas que se han ido desarrollando, con mayor o menor seguimiento por parte de sinólogos, criadores, adiestradores y aficionados al perro en general. Hasta la década de los 60 del siglo pasado, el adiestramiento canino no sigue unas pautas basadas en la ciencia, pero a partir de esos años, la psicología, la teología y la ciencia animal comienzan a nutrir las diferentes teorías sobre el aprendizaje canino.

Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.

Texto: Benigno Paz.

La mejora en la sanidad y las condiciones de vida (vivienda, alimentación, trabajo, etcétera) hacen posible una mayor longevidad, no sólo en las personas sino también en nuestros perros. Las estadísticas para humanos muestran un incremento constante de las expectativas de vida, con el progresivo envejecimiento de la población. En Europa se estima que en el año 2000 había más de 61.388.800 mayores de 65 años (el 16,3 por 100 de la población) y que para el 2020 seremos 79.129.100 (el 20,6 por 100 de los europeos). En España, pasaremos de 6.842.143 (16,9 por 100) del 2000 a los 8.622.336 (19,90) en el 2020, y 12.819.889 (31,1) en el 2050.

Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.

Texto: Benigno Paz.

Una de las situaciones en las que, con frecuencia, aparecen problemas, es en la suelta de nuestro perro. Situación en la que los problemas resultan especialmente frustrantes porque nos lo planteamos como una situación idílica, de relax y placentera en la que queremos que nuestro perro disfrute de la libertad, juegue y haga ejercicio mientras nosotros caminamos charlando o resolviendo los problemas del mundo, donde lo último que deseamos es tener contratiempos. Pero, en ocasiones, las cosas no salen como nosotros queremos, surgen dificultades y se desata nuestra frustración.
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.

Texto: www.thefreshnutrition.com

Si hablamos de educación canina, en TheFreshNutrition.com somos los que mejor podemos ayudarte. Es importante saber que el miedo es el carácter comportamental más heredable de la psicología en perros. Además, que un perro tenga miedo de adulto a determinados estímulos depende en gran parte de la socialización recibida de cachorro o de la educación canina. Como cualquier otra característica, el miedo depende tanto de la genética como del ambiente, es decir, del temperamento de los padres y de las experiencias vividas.

Foto: Rubén Francisco Burgos.
Foto: Rubén Francisco Burgos.

Texto: Benigno Paz.

Cada vez que intento cepillar a mi perro –es un Caniche de año y medio de edad-, intenta morder el cepillo, dificultándome mucho la tarea. A veces no puedo ni comenzar porque se pone muy nervioso. Ésta es una de esas situaciones que en ocasiones se nos presentan a la hora de manejar a nuestro perro. El perro interpreta de otro modo nuestras excelentes intenciones, en “son de paz”, y se pone nervioso, llegando en muchas ocasiones a gruñir e incluso a lanzar dentelladas.
Foto Alberto Nevado - El Mundo del Perro.
Foto Alberto Nevado - El Mundo del Perro.

Texto: Benigno Paz (Educador canino e instructor de movilidad con perros guía-GDBA Inglaterra)

A lo largo de la vida de nuestro perro hay al menos unas visitas de carácter obligatorio y, con frecuencia, muy desagradables para él: las visitas al veterinario. Por ello, cobra gran importancia que nos esforcemos para que las primeras experiencias sean muy gratificantes, ya que no tendremos una segunda oportunidad de causarle una buena primera impresión, tan importante para ganarnos su colaboración y evitar que establezca asociaciones negativas con este entorno. ¿Qué podemos hacer para preparar al perro para que acepte de buen grado las visitas al veterinario?

El miedo

Texto: Benigno Paz

El miedo es libre. Un cachorro o un perro adulto pueden mostrar miedo a multitud de situaciones u objetos. Desde objetos que no es capaz de “ubicar”, a aquellos a los que no haya sido expuesto en su etapa de cachorro, o bien que tienen para él una “apariencia diabólica”. También podría mostrar miedo ante personas u objetos que se le acerquen demasiado (superan su área crítica, esa barrera imaginaria que se crea alrededor, en la que se siente seguro si nos mantenemos fuera de ella o amenazado si la superamos) y con mucha frecuencia también puede mostrar su miedo ante ruidos repentinos.

Educación Básica

La vida en sociedad requiere que el perro cumpla unas pautas de comportamiento que debemos enseñarle cuanto antes.


Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
www.elmundodelperro.net
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8
0,513671875