www.elmundodelperro.net

    

Convivir en armonía

El adiestramiento de un perro adulto
Texto: Benigno Paz
El refranero popular nos dice que “En perro viejo, todo son pulgas”; en otros países hablan de “No es posible enseñarle cosas nuevas a un perro viejo”, pero la realidad es que, sabiendo y respetando siempre que cada perro es único, un individuo, resulta posible enseñarle cosas nuevas a un perro viejo, siempre que tengamos en cuenta y nos adaptemos a su distinto ritmo de aprendizaje.

Texto: Benigno Paz

Cómo ser adiestrador canino
Cómo ser adiestrador canino
Sorprende que en pleno siglo XXI, y en el proceso de remodelación de los programas de formación, siga resultando tan difícil encontrar en nuestro país cursos homologados para formarse como adiestrador canino. Me consta que existe demanda, ya que con frecuencia recibo mensajes de personas entusiastas a las que le gustaría aprender y especializarse en alguna modalidad de adiestramiento y de propietarios de perros que buscan “profesionales cualificados” que adiestren a sus mascotas y/o que puedan resolver los problemas de comportamiento que se le plantean.

Mi perro ladra cuando viaja en coche
En alguna ocasión nos hemos encontrado la situación. Vamos paseando con nuestro perro por la calle cuando, de repente, nos sobresaltan los ladridos y los golpes sobre los cristales (arañando con las patas o dando con el hocico) de un perro que va en un coche, luego le siguen las voces del conductor tratando de hacerse con el control del perro.




Los primeros meses del cachorro en casa
Texto: Benigno Paz


Toda la familia está expectante y deseosa de disfrutar del cachorrillo, de seguir todas sus evoluciones y cabriolas. Se respira una alegría contagiosa, una felicidad colectiva. Eso es genial y es deseable que dure mucho tiempo, pero no debemos olvidar, en ningún momento, que nuestro cachorrillo es un ser vivo con sus propias necesidades, no un juguete que se mueve sin pilas o algo que los niños pueden vapulear.



Texto: Benigno Paz Ramos

Programa de buen ciudadano canino (BCC)
Ha llegado el momento de divulgar en nuestro país el programa de BCC Buen Ciudadano Canino. Año Nuevo y los mejores propósitos, con doce meses por delante para poder explicar en qué consiste. El objetivo recae en intentar preparar a nuestro perro para ser un buen ciudadano canino (BCC), a la espera de que alguna institución se anime a implantarlo en nuestro país. Empezamos con mucha energía y fuerzas este año disfrutando de y con nuestro perro.

Así se adiestra a nuestro perro

Texto: Benigno Paz

Conceptos y consejos para una correcta educación
Educar a un perro puede ser la actividad más fácil, gratificante y relajante que llevemos a cabo con nuestro compañero, pero también puede convertirse en la más frustrante y desquiciante. Todo dependerá de nuestra dedicación, persistencia y del método de trabajo que utilicemos a lo largo de los próximos meses.

Texto: Benigno Paz

La educación del cachorro
La educación y el adiestramiento del cachorro es un proceso hermoso que requiere de nuestra paciencia, dedicación y entrega. Dejar pasar los meses postergando la tarea de socialización y aprendizaje del cachorro supone acortar su vida, condenarlo a largos períodos de encierro y/o a una injusta vida con cadena perpetua (literalmente) en el fondo del jardín. De nosotros y de nuestra dedicación dependerá que nuestro cachorro se convierta en un perro adulto con el que poder convivir de la manera más satisfactoria.

Texto: Benigno Paz

El miedo… Esa emoción primaria
El estímulo llega al cerebro y se desencadena la reacción de alarma que activa y prepara su cuerpo para la acción, se produce una movilización de todos los recursos para una reacción rápida, sin tiempo para el análisis, cada segundo cuenta, reacciona ahora o calla para siempre. Se incrementa el ritmo cardíaco, aumenta la presión sanguínea, fluye la adrenalina... Realiza una pequeña pausa antes de lanzar una explosión de energía para luchar o huir.


Los perros necesitan sentirse perros

Cristina Muro AEPA Euskadi (www.aepa-euskadi.org/cv-c-muro)

Cada vez me gusta más ver a los perros comportándose como perros. Me apasiona verles concentrados oliendo las esquinas, mirando sorprendidos cómo vuela un papel o saludándose unos a otros… Hace trece años yo habría intentado evitar todas estas acciones por considerarlas distracciones: habría tirado de la correa para que mi perro no oliera la esquina, habría gritado un terrible “NO” para que mi perro dejara de mirar el papel y habría vuelto a pegar un tirón de la correa para que él siguiera caminando a mi lado sin desviarse para saludar a otro perro.

El saludo entre perros
Estoy segura de que muchos lectores habrán visto cómo dos perros que no consiguen acercarse, porque van por distintas aceras, se miran, parece que con lástima, mientras se van alejando el uno del otro, casi como diciendo: “¡cómo me hubiera gustado saludarte!”. La actitud de un perro cambia cuando ve a otro perro, todo su interés se dirige hacia él y, por lo general, ambos parecen deseosos de acercarse. No sabemos exactamente qué hacen, qué huelen, qué información necesitan, ofrecen o recogen del otro perro ni en qué momento se sienten satisfechos, pero sí sabemos que se saludan con mucho entusiasmo y con una gran concentración e interés por lo que deberíamos facilitarles la posibilidad de hacer algo que para ellos resulta tan importante.

Cristina Muro – AEPA Euskadi (www.aepa-euskadi.org)
Mi perro se revuelca…
Ver a un perro revolcándose en la arena o en la hierba es una gozada. Hay algunos perros que parecen disfrutar más que otros.
El principio de Premark y el de Timberlake
Cuando uno se pone a profundizar en los principios científicos que rigen el aprendizaje de los animales, lo primero que le sorprende es descubrir el mucho tiempo que se tomó la ciencia para establecerlos y lo mucho que, una vez descubiertos, tardan en alcanzar a los propietarios de animales, que parecen seguir aplicando, de forma intuitiva, las técnicas (que recogen la “sabiduría popular” transmitida de boca en boca, probablemente desde el origen de la domesticación de los animales) para enseñar y motivar a sus perros.



El perro, potencial máximo

CÓMO SACAR EL MÁXIMO PARTIDO A NUESTRO COMPAÑERO
El hombre utiliza al perro en distintas labores, tratando de sacarle el máximo potencial, como complemento a las limitaciones sensoriales humanas. Son muchas las labores para las que se utilizan los perros: guarda, caza, búsqueda y rescate, asistencia, detección… Por lo general, tratamos de sacarle partido a aquellos sentidos que tienen más desarrollados que nosotros, especialmente el oído y olfato. Algunos especialistas hablan de un sexto sentido que les permite detectar, por ejemplo, la presencia de su amo antes de que llegue a casa, aunque no existen estudios científicos que lo demuestren. La verdad es que todavía nos queda mucho que investigar y desarrollar para comprender y sacar el máximo rendimiento a nuestro “Canis familiaris”.





Actividades con cachorros en la ciudad
Texto: Cristina Muro – AEPA Euskadi, www.aepa-euskadi.org

El cachorro, a partir de los tres meses y si ya ha acabado su programa de vacunación, debería tener la posibilidad de oler e investigar cada metro cuadrado de los alrededores de nuestra casa. No tendríamos que imponer ninguna prisa, dejándole detenerse el tiempo necesario en cada hoja, olor a pis, farola, rueda de coche o puerta de garaje que se abre o se cierra delante de él. Él no se detiene porque sea terco o cabezota o porque intente dominarnos, sino porque necesita examinar y asimilar todas esas cosas que descubre.

Buen Ciudadano Canino (I)

Las primeras pruebas: Aceptar de forma amistosa a los desconocidos y permanecer sentado durante el saludo
La correcta respuesta de nuestros perros ante desconocidos y la interacción con otros seres humanos es algo que facilita la vida en sociedad junto a nuestro perro. Éstas son las primeras pruebas en la búsqueda de nuestro perro como buen ciudadano canino.

Las peleas entre perros

Texto: Benigno Paz

Así podemos evitarlas
Casi con toda seguridad todos hemos visto o hemos estado implicados con nuestros perros en alguna pelea o forcejeo subido de tono. Es una situación que encontramos con cierta frecuencia en los paseos por el parque y mucho más habitualmente en lugares en los que se aglomeran perros (perreras) o en presencia de determinados estímulos muy fuertes (hembras en celo, comida, un territorio propio, situaciones de alta excitabilidad...) y que nos causa gran nerviosismo y temor por todas las consecuencias que puede tener. Vamos a repasar todo lo que está a nuestro alcance para evitar que esta desagradable situación llegue a producirse.

Texto: Benigno Paz

El perro geriátrico
La mejora en la sanidad y las condiciones de vida (vivienda, alimentación, trabajo, etcétera) hacen posible una mayor longevidad, no sólo en las personas sino también en nuestros perros. Las estadísticas para humanos muestran un incremento constante de las expectativas de vida, con el progresivo envejecimiento de la población. En Europa se estima que en el año 2000 había más de 61.388.800 mayores de 65 años (el 16,3 por 100 de la población) y que para el 2020 seremos 79.129.100 (el 20,6 por 100 de los europeos). En España, pasaremos de 6.842.143 (16,9 por 100) del 2000 a los 8.622.336 (19,90) en el 2020, y 12.819.889 (31,1) en el 2050. Pido disculpas, las crudas cifras comienzan a alarmarme, así que será mejor que me centre en el tema de nuestros perros.



La hembra y las primeras etapas del cachorro
Son muchos los factores que intervienen en el temperamento del perro y pueden llevar a determinarlo. Como principales ejemplos, encontramos la aportación genética de los progenitores, el manejo, el nivel de ejercicio, el entorno, la alimentación y las técnicas que utilicemos en su adiestramiento, por enumerar los más importantes.



Mi perro se “come las paredes
Mi perro tiene la fastidiosa costumbre de rascar las paredes e incluso comérselas. Lo hace también de noche, algo que es muy molesto. ¿A qué se debe? ¿Podría quitarle esta mala práctica?.
Esta consula llegó a la redacción de la revista hace poco. Por lo interesante del tema, vamos a explicar de manera detallada las razones que llevan al perro a comportarse de esta manera y cómo podemos solucionarlo.
Collar y/o arnés. Introducción de las herramientas de trabajo
Hay cosas inevitables, y más en los tiempos que corren, para poder sacar a la calle a nuestro cachorro o perro, y el tener que usar un collar (o arnés), junto con la correa, es una de ellas. Dado el volumen de vehículos en nuestras ciudades, la complejidad del tráfico, la sensibilidad social hacia los animales y también la legislación vigente, resulta necesario e inevitable el uso de un collar/arnés y una correa. Así que lo mejor será habituar a nuestro cachorro desde muy temprana edad para facilitar el proceso.
Enseñar a jugar a nuestro perro
Texto: Benigno Paz

Observando la camada, con la prole cachorreando con todo, uno puede comprobar que nuestros perros eso del juego lo llevan dentro desde el principio, al menos en lo que se refiere al juego e interacción con sus congéneres. Además, parece que todo les sirve: una mosca, otro cachorro, su madre, el cordón de un zapato o el propio rabo, para jugar, disfrutar, descubrir el mundo que les rodea y potenciar sus habilidades.
Principales novedades sobre adiestramiento. La ciencia avanza…
La investigación sobre los perros está repuntando, después de años de marginalidad ahora vuelven a despertar el interés de la comunidad científica. Hipótesis que ya constituían parte integral de nuestro día a día y parecían irrefutables comienzan a debilitarse y ser sustituidas por otras con mayor base científica.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
www.elmundodelperro.net
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8
0,46875