4 de julio de 2020, 0:09:19
BLOG DE PELUQUERÍA


Los riesgos de los rapados en verano

Por Begoña Ibáñez Fernández

La “muda brusca”, en las razas de pelo largo y semi largo, es la principal causante de nudos. Lo habitual en las razas de mudas intensas es que el manto reaccione ante el cambio de temperaturas soltándose de golpe. Esto sucede en primavera y verano. Las pieles bien nutridas y cuidadas lo sufren en menor medida.


Actualmente hay en el mercado cosmética especializada que ayuda a mantener la piel y el pelo flexible para que el cepillado diario resulte fácil y agradable.
Los perros cuidados con baños esporádicos que no se cepillan adecuadamente son los principales candidatos a sufrir problemas de nudos.
Raparlo no es una solución saludable. Por tanto, no es viable.

LA IMPORTANCIA DEL PELO
La piel y el pelo cumplen la función de regular la temperatura corporal.
Rapar es dejar a un perro desprotegido en época de riesgo de quemaduras por el sol y de golpes de calor. Por muy cómodo que pueda resultar para su dueño o para el peluquero, ¡es una grandísima insensatez!
No hemos de olvidar el riesgo al que exponemos a nuestro perro a la picadura del mosquito.
Pese a proteger con pipetas, collares, tratamientos…, el pelo, es la barrera protectora de la que el perro dispone para protegerse de la picadura del mosquito causante de la enfermedad de la Leishmaniosis.
Primavera y verano son épocas de máximo riesgo de picadura.


SOLUCIÓN EN ESTOS CASOS
Arreglar con un corte adecuado a su estilo de vida dejando la longitud suficiente de pelo para que esté siempre protegido.
Los profesionales de la peluquería canina dan a los perros arreglos prácticos para conseguir los tres objetivos principales: la salud del perro, su comodidad y la del dueño, sin descuidar la estética.


Un bonito arreglo ha de hacerse sobre un manto totalmente limpio y libre de nudos.
Hoy en día los profesionales disponen del material adecuado para poder trabajar los nudos, porque lamentablemente es frecuente encontrarse con perros llenos de nudos.
En España ya se dispone de la herramienta para que el profesional pueda abrir los nudos sin que ello suponga un agotamiento ni para él ni para el perro.
Se trata de un cepillo automático que da 540 pasadas por minuto. Resulta muy práctico en casos complicados, permitiendo desenredar todos los nudos en un tiempo razonable.
No por eso se debe de olvidar que los nudos deben evitarse. Son perjudiciales para la piel e incómodos para el animal.
Si desea aprender a cómo evitar la formación de nudos, déjese asesorar por su peluquero de confianza.

También puede hacerlo en: WWW.SETTERBAKIO.COM






ElMundodelPerro.net.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elmundodelperro.net