3 de julio de 2020, 13:13:50
Preguntas con respuesta


¿Razas peligrosas o individuos agresivos?

Texto: Patricia Lozano.


Muchos especialistas aseguran que la manipulación genética por parte de criadores sin escrúpulos se deja notar en ejemplares que llevan la agresividad en su sangre. Sin embargo, otros tantos aseguran que los perros no hacen uso de la fuerza si no es absolutamente necesario y que sólo llegan a tener comportamientos violentos si han sido predispuestos para ello.


De hecho, las causas que más habitualmente se señalan como responsables de la agresividad en los perros son una mala socialización con sus congéneres, los humanos o ambos, y que no se hayan corregido los comportamientos inadecuados según se han ido produciendo. Es decir, que tras nacer han sido separados de sus congéneres –con lo que no habrían aprendido las reglas perrunas más básicas- o no han tenido un trato adecuado con personas, y que al llegar a su hogar definitivo no han recibido una educación correcta en la que los dueños no supieron fijar su autoridad ni imponer la jerarquía apropiada, lo que desencadena la dominancia por competencia. A esto podríamos añadirle otras muchas causas como malos tratos, un adiestramiento demasiado duro, falta de atención… En definitiva, los comportamientos agresivos en un perro serían la consecuencia directa de la acción del hombre. Esta afirmación está reforzada por el hecho de que, en una misma camada, encontramos individuos completamente diferentes; cada animal tiene su propia personalidad y, así, veremos cachorros tímidos, dominantes o temerosos, a los que podremos potenciar sus virtudes y suavizar sus defectos con un adecuado seguimiento.

Cuando adquirimos un perro, independientemente de la raza a la que pertenezca, es absolutamente necesario que tengamos conciencia de la enorme responsabilidad que asumimos como propietarios. Tendremos que vigilar su educación y consultar cualquier problema con el veterinario o un especialista en comportamiento canino. El tener un perro fuera de control es una forma de maltrato; sería como tener un hijo y no proporcionarle educación. Pero no es solamente una responsabilidad para con nuestro perro, sino también para la sociedad en la que tanto nosotros como nuestra mascota nos desenvolvemos.
ElMundodelPerro.net.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elmundodelperro.net