4 de julio de 2020, 0:16:12
BLOG DE PELUQUERÍA


Cómo evaluar el estado de la piel y del manto

Por Begoña Ibáñez Fernández

Hablamos de equilibrio hídrico cuando la pérdida de hidratación de la piel y del pelo se ve compensada por la hidratación que obtiene del torrente sanguíneo y del exterior. Este equilibrio hídrico es el factor principal que determina el estado de la piel y del manto. Hasta tal punto esto es así, que para el especialista en peluquería y en cosmética la evaluación del estado de la piel y del manto consiste en la evaluación del equilibrio hídrico.


Es el concepto más importante para intervenir en cosmética.

El estado de la piel y el manto se evalúa observando con los ojos y tocando con las manos los síntomas del equilibrio o desequilibrio hídrico.

Síntomas de una hidratación correcta

El pelo crece intensamente. Se muestra con cuerpo, fuerte, brillante, flexible. La textura es correcta.
. En las razas de mudas intensas, las mudas son más breves y suaves.
. En las razas de crecimiento continuado del pelo como el Yorkshire, Caniche, Afgano… se obtiene cantidad y longitud de pelo.

Si se altera el equilibrio hídrico durante poco tiempo, no ocurre nada. Se recupera y todo vuelve a la normalidad.

Síntomas de ruptura del equilibrio hídrico

Pero si perdura la ruptura del equilibrio hídrico porque la hidratación no es suficiente, la piel y el manto comienzan a deteriorarse.

El pelo crece menos y más despacio. Mayor caída de pelo.

En una fase consecuente el pelo se anuda.

Si el desequilibrio persiste el pelo adquiere un aspecto mate, seco, quebradizo, las puntas se abren. Posible aparición de caspa o calvas.

Si la piel permanece en esta situación de desnutrición

Tal vez se estabilicen los síntomas y no evolucionen hacia un cuadro más grave.

Pero en muchos casos la piel, para consumir menos, suele adelgazar. Pierde su capa más externa. Se desprende en forma de capas de caspa gruesa, haciéndose más vulnerable a diferentes enfermedades dermatológicas.

A veces también suele protegerse cubriéndose de una capa de grasa.

En esta situación la grasa facilita las infecciones bacterianas. Los picores de la piel provocan que el perro se arañe y se muerda.

WWW.SETTERBAKIO.COM

ElMundodelPerro.net.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elmundodelperro.net