13 de julio de 2020, 3:32:26
Canicultura


Perros en la actualidad

Texto: Beatriz Moragues


En nuestra época, muchísima gente tiene junto a sí un perro, y como siempre, hay quien merece tenerlo y quién no. Hay personas que entienden que es un miembro más de la familia, que a veces nos hará reír, otras nos enfadará, y es seguro que en algunos momentos caiga enfermo y tengamos que gastar tiempo y dinero en su cuidado. Y es que hay una palabra fundamental cuando se tiene un perro, y esa palabra es «compartir».


Nuestro perro nos hará reír en muchos momentos, y no nos cuesta nada retribuirle sólo un poco de esa felicidad que nos proporciona cuidándole y queriéndole.

Pero hay quien no entiende las cosas así, y se procura un perro por motivos equivocados: es un regalo para el niño, para que me cuide el chalet o simplemente por un capricho momentáneo. Ese animal jugará, lo morderá todo, soltará pelo, habrá que sacarlo a pasear para que se socialice y aprenda a hacer sus necesidades donde debe, etcétera. La realidad nos muestra que el dueño puede acabar cansado, y en algunas ocasiones este fiel compañero es tristemente abandonado en cualquier carretera debido a una total ignorancia y una aún mayor irresponsabilidad.

Tener un perro lleva consigo responsabilidades, y quien no esté dispuesto a asumirlas no debería tenerlo.

Hay quienes abandonan a un perro porque está enfermo y no quieren gastar su dinero en el veterinario o porque envejece y su torpeza molesta, e incluso hay quienes llegan al extremo de ir a una protectora de animales para cambiar su perro viejo por un cachorro; obviamente, ninguna protectora seria se lo permitirá. Y es que, repetimos, hay gente que no merece tener un perro. No merece sus juegos, ni su alegría, ni su cariño, ni su lealtad.

Un perro puede llegar a vivir hasta veinte años, aunque la media oscila entre los ocho y los quince, y éste es mucho tiempo para hacer las cosas sin pensar.

Pero también es cierto que hay una gran cantidad de personas que quieren a sus perros, los cuidan y los tienen como un miembro más de la familia, y no los abandonan cuando salen de viaje o se van al apartamento en verano. No sé si el lector se habrá percatado, pero en las estaciones de servicio de las carreteras, cuando paramos a comer o a tomar un café, sobre todo en verano, casi nadie lleva a su perro y los que sí lo llevan, la gran mayoría de las veces son extranjeros. En este tema tenemos que aprender mucho de otros países, por ejemplo, en algunas autopistas de Europa hay un lugar con comida y agua para los perros que viajan con sus dueños.

Eso es impensable aquí, en España, donde se utilizan las estaciones de servicio para repostar gasolina y, de paso, abandonar al perro. En fin, como dijo Francisco González, periodista y Premio Planeta 1984, «Que los animales ya nos dan su carne, su piel, su pelo, su esfuerzo, su sangre, su amor y su compañía, y no hay razón para que encima nos den su sufrimiento».

ElMundodelPerro.net.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elmundodelperro.net