13 de agosto de 2020, 4:49:02
BLOG DE PELUQUERÍA


Los cuidados del pelo en los perros de doble capa

Por Begoña Ibáñez Fernández

Los perros de doble capa son aquellos que disponen de una densa capa de pelo lanoso bajo su pelo de cobertura. Esta valiosa manta de pelo, denominado subpelo, cumple como función principal protegerlos del frío extremo.
Otra función, muy valorada en el mundo de las exposiciones de belleza, es la de proporcionar el volumen de la capa propia y determinante en cada raza.


Entre estos perros tenemos como ejemplo los nórdicos, los perros de montaña, la mayoría de los perros de pastoreo…, es decir, aquellas razas seleccionadas para trabajar en condiciones con temperaturas extremadamente bajas.

En primavera, con el calor, la manta de subpelo comienza a caer de manera brusca. El pelo de cobertura también se renueva pero lo hace de forma gradual, para que la piel este en todo momento protegida, especialmente en la época de intenso sol en verano.

El pelo de cobertura tiene como principal función la de proteger la piel de las agresiones externas: sol, lluvia, suciedad, picaduras…

El principal problema que nos encontramos en el momento de la muda es que el subpelo tiende a anudarse. Esto puede provocar graves problemas como picores, irritaciones, heridas o eccemas. Ayudar en esta situación siempre será beneficioso para su salud y su estética.

Foto setterbakio.com


CÓMO PROCEDER
La longitud del pelo es determinante a la hora de proceder en su aseo.

Algunas capas cortas, por ejemplo la del Shiba Inu o Akita resultan más fáciles. Especialmente si disponemos de un Coat adecuado. El Coat de 10 hojas elimina el subpelo respetando el pelo de cobertura.
Las capas más largas, por ejemplo las del Samoyedo, Pomerania, Chow-Chow o Terranova, suelen ser las más problemáticas.

Para abordar un manto de este tipo cuando está ligeramente descuidado y anudado, conviene contar con un buen spray Sueltanudos-Acondicionador, una carda y un peine adecuados. Una vez hayamos deshecho los nudos, eliminamos el pelo viejo con el Coat. A continuación le daremos un buen baño.

Aunque el problema de nudos sea grave, por favor no lo rapen. Si se encuentra con una situación extrema de piel enferma, acuda al veterinario.

Foto setterbakio.com

CÓMO PROCEDER EN UN MANTO TOTALMENTE ANUDADO
Le propongo solucionarlo siguiendo estos pasos:
PASO 1:
(Corte previo)
Es necesaria una tijera extrafuerte IbaRock que permita cortar el pelo descuidado.

Para empezar a trabajar, lo adecuado es dar un baño la víspera.

Foto setterbakio.com


Trabajaremos sobre un pelo limpio e hidratado porque resulta más cómodo. También es requisito fundamental para evitar el desgaste prematuro del material de corte.

Daremos el corte de poco pelo en poco pelo, para no estropear las tijeras ni cortar demasiado, ya que eso nos impediría dar un bonito acabado final en el último paso del proceso.

Procuraremos cortar como mínimo a dos centímetros de la piel y el máximo será el que el nudo y la tijera nos permitan.

Foto El Mundo del Perro.

PASO 2:
(Cepillado)
Una vez recortado, antes del baño final, es necesario cepillar para deshacer la manta de nudo que está pegada a la piel. Ahora que el pelo está más corto resulta muy fácil.

Pulverizaremos con generosidad por todo el manto el spray Sueltanudos-Acondicionador. Abriremos los nudos totalmente con la carda flexible, sin tirones y sin arañar la piel.

Foto setterbakio.com
Tener en cuenta que si ese pelo ha estado en esas condiciones durante tiempo, la piel, probablemente estará afectada.

En el baño, además de dar una limpieza profunda, aprovechamos para recuperar el equilibrio de la piel y del pelo. La piel queda saneada y el pelo recupera la elasticidad que nos facilita su manejo. Aquí reside la importancia de una buena cosmética.

Enjabonaremos con un champú de limpieza profunda (THE ONE), repetiremos la acción con un champú nutritivo (HYDRA CARE), y por último aplicaremos un acondicionador intenso (VITALIZER de Ibáñez).


Foto Club Español del Pastor Blanco Suizo.

PASO 4:
(Secado)
El arreglo final va a depender de un buen secado con secador.

Iremos cepillando por capas al tiempo que secamos asegurándonos de no dejar ningún nudo por pequeño que parezca, y de que no queden zonas húmedas.

PASO 5:
(Corte final)
Esta parte es la más delicada. Se trata de darle forma respetando las proporciones, pero dejando la suficiente longitud de pelo para garantizar su protección.

Este corte se hace a tijera, utilizando para ello una tijera de dientes específica para esta función y un peine de púas largas y abiertas. Este trabajo requiere de destreza.

ElMundodelPerro.net.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elmundodelperro.net