www.elmundodelperro.net

La labor de los perros más allá de la compañía

Texto: Susana Alfageme y Elena Cuervo (www.cuervoalfageme.com)

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:19h
La labor de los perros más allá de la compañía
Las últimas grandes catástrofes, especialmente los terremotos de Haití y de Chile, han puesto de manifiesto lo esencial que resulta la ayuda humanitaria en estos casos. Hemos visto trabajar a muy distintos grupos de profesionales de diversos países en los difíciles rescates que deben llevarse a cabo tras uno de estos acontecimientos. Y, con estos profesionales, hemos podido ver también el trabajo exhaustivo de los perros buscando personas atrapadas en los escombros.
Los hemos visto trabajar de forma incansable y hasta lesionarse realizando las labores para las que han sido entrenados. Este tipo de perros, sin embargo, no son los únicos que realizan importantes funciones más allá de la compañía y la guarda, que son para las que más se utilizan.

Actividades que realizan los perros.

Una excepción a la Ley de Animales Potencialmente Peligrosos.

Desde el momento en que se entrenaron los primeros perros para otras actividades, además de servir como compañeros de sus amos o para defender sus propiedades, en que las principales funciones que realizaban se encuadraban en la persecución de bandoleros y malhechores de la época, hasta la actualidad, los cometidos para los que se entrenan los perros son más variados y amplios y han ido adaptándose a la propia tipología de delitos y las situaciones de riesgo y catástrofes que se producen.

Hoy en día, podemos encontrar perros adiestrados y entrenados para intervenir en las más variadas situaciones y su labor es cada vez más conocida y valorada. En general, podemos hablar, cuando menos, de los siguientes grupos:
1.- Perros detectores de explosivos. Son perros que trabajan en la localización de explosivos en servicios de carácter preventivo, cuando existe una amenaza de bomba, para encontrar sustancias sin explosionar, restos, etcétera. El trabajo de estos animales ha ido creciendo en importancia a medida que ha ido aumentando la amenaza terrorista.

2.- Perros detectores de drogas y estupefacientes. El olfato es también la clave en esta especialidad en la que actúan en la mayor parte de las ocasiones de forma preventiva o en controles, sobre todo en lugares donde existen “puntos calientes” de tráfico, como estaciones de trenes y autobuses, aeropuertos, barcos o centros docentes.

3.- Perros detectores de otras sustancias. Tomando como referencia los buenos resultados que existen en el empleo de perros en la detección de explosivos y drogas, los últimos avances en entrenamiento de perros van dirigidos a lograr que éstos aprendan a detectar otras sustancias, como los acelerantes de fuego o alimentos de riesgo.

4.- Perros de seguridad, defensa y acompañamiento. Son aquéllos que se entrenan para proteger a personas y edificios o para acompañar a equipos de profesionales que realizan los controles en grandes aglomeraciones de personas como, por ejemplo, en un partido de fútbol, un concierto u otros acontecimientos de masas considerados conflictivos y cuyo efecto en muchas ocasiones es, ante todo, disuasorio.

5.- Perros de salvamento y rescate. Dentro de este grupo se encuadran perros entrenados para la localización de personas en muy variadas situaciones de riesgo. Son los que se emplean para localizar a personas desaparecidas en grandes áreas o espacios abiertos. Lo más reciente ha sido verlos trabajar infatigablemente en los terremotos de Haití o Chile. Buscan a personas sepultadas tras una inundación, un terremoto, un derrumbamiento de un edificio, una avalancha de nieve o, incluso, en una gran superficie.

6.- Los perros guía y los perros de asistencia. Son animales que han sido adiestrados en un centro especializado oficialmente reconocido habiendo adquirido, como consecuencia de dicho adiestramiento y de sus propias cualidades, las aptitudes necesarias para el acompañamiento, conducción y auxilio de las personas con discapacidad. Con su acreditación como perros guía o de asistencia pueden acceder a todos los derechos y ventajas que proporcionan nuestras normas sobre la materia y que principalmente van dirigida a permitir el acompañamiento de estos perros incluso en las zonas a las que inicialmente está vedado el acceso con otros animales. Los que tienen más trayectoria son los perros guía, adiestrados para acompañar, conducir y auxiliar a las personas ciegas o con deficiencias visuales, pero en la actualidad este concepto se ha quedado pequeño y existen perros de asistencia o de servicio que son aquéllos cuyo adiestramiento individual ha sido dirigido a auxiliar a las personas con discapacidad física en el desarrollo de las labores propias de la vida cotidiana.

¿Qué grupos o personas preparan y utilizan estos animales?
Si bien los perros detectores de sustancias explosivas, de drogas, de acelerantes de fuego y los entrenados para la defensa y ataque a delincuentes son utilizados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y resto de organismos oficiales, los perros de guarda y defensa y los adiestrados para el salvamento y rescate son adiestrados y utilizados de forma más frecuente por particulares. Así, por ejemplo, los perros de guarda y defensa son cada vez más demandados en atención al aumento de robos en viviendas unifamiliares en ciertas zonas de nuestro país. Por otra parte, existen múltiples asociaciones y organizaciones que se preocupan especialmente por el adiestramiento y entrenamiento de guías y perros especializados en labores de rescate y salvamento o de perros de asistencia demandados por personas que padecen determinadas minusvalías.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios