www.elmundodelperro.net

Perros y sitios públicos ¿Dónde puedo ir con mi mascota?

Texto: Susana Alfageme y Elena Cuervo (www.cuervoalfageme.com)

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:19h
Perros y sitios públicos ¿Dónde puedo ir con mi mascota?
De todos los animales domésticos, el perro es, sin duda alguna, el más sociable. Con él salimos a pasear y hacer ejercicio cada día en varias ocasiones y es frecuente que nos acompañe en la realización de cualquier actividad fuera de casa, en nuestras salidas y hasta en nuestras vacaciones. Teniendo en cuenta este hecho y el dato de que va a entrar en contacto diario con otras personas y animales y que va a acceder a todo tipo de lugares en nuestra compañía, es importante conocer varios puntos que son importantes para no tener problemas cuando nos encontramos fuera de casa con nuestro perro: las condiciones físicas en que debe estar nuestro animal antes de salir a la calle, las medidas de control que debemos llevar, a qué lugares podemos acceder con él y a cuáles no, la existencia de perros con un “tratamiento especial” en la ley o la posibilidad de contratar un seguro que cubra los riesgos que puedan ocasionarse con nuestra mascota.
Son varias las obligaciones que tenemos que cumplir como propietarios de un animal. Lo hemos comentado en numerosas ocasiones y las hemos analizado detenidamente, pero algunas de ellas son especialmente relevantes cuando vamos a salir de casa precisamente porque nuestro animal va a entrar en contacto con otras personas y animales y va a moverse, en definitiva, en un espacio público.

EN LAS MEJORES CONDICIONES ANTES DE SALIR DE CASA.

Tener al animal debidamente identificado y censado en el correspondiente registro municipal es fundamental para minimizar los problemas que puedan surgir en un supuesto de pérdida o robo de nuestro perro.

Contar con una cartilla sanitaria actualizada que determine que ha recibido las vacunaciones que resulten preceptivas para su especie y que el animal se encuentre en buenas condiciones de salud, limpio y desparasitado (especialmente que no exista riesgo de transmisión de ninguna enfermedad al resto de personas o animales con los que va a entrar en contacto en sus salidas) no sólo es una obligación jurídica, sino una norma básica de convivencia. Además, también nos evitará problemas en el supuesto en el que exista algún tipo de problema como, por ejemplo, una pelea con otro perro, o que ocasione un daño a una persona.

ELEMENTOS DE CONTROL Y CONVIVENCIA
Las leyes autonómicas y especialmente las ordenanzas municipales incluyen en ocasiones normas que establecen cómo ha de conducirse un perro por la calle o en diversas zonas. Hay ayuntamientos que delimitan zonas en las que los perros pueden estar sueltos, por ejemplo, y zonas en las que deben ir controlados con una cadena por la persona que los conduzca. Tenemos que conocer bien las normas de nuestra localidad para dar un cumplimiento adecuado a las mismas.

EL ACCESO AL TRANSPORTE PÚBLICO
Son varias las leyes autonómicas que hacen referencia expresamente a este extremo. Así, por ejemplo, la ley andaluza lo desarrolla con amplitud señalando que los poseedores de animales de compañía pueden acceder con éstos a los transportes públicos cuando existan espacios especialmente habilitados para ellos y acrediten que el animal reúne las condiciones higiénico-sanitarias y cumple las medidas de seguridad que se determinen reglamentariamente. Aunque ésta es la regla general se incluye también una delimitación de este derecho al permitir que las autoridades municipales competentes puedan disponer y regular restricciones horarias al acceso de animales de compañía a los transportes públicos.

Por su parte, a los conductores de taxis se les permite optar por aceptar o no el transporte de animales domésticos en las mismas condiciones que se exigen para el acceso a otros transportes públicos, es decir, cumpliendo con las condiciones higiénico-sanitarias y con las medidas de seguridad. Los taxistas pueden, si optan por aceptar a los animales como viajeros, aplicar los suplementos que vienen determinados y regulados de forma reglamentaria.

La ley aragonesa admite que pueda autorizarse el acceso de ciertos animales de compañía, perros y gatos, a los medios de transporte público, excepto en el caso de los autobuses urbanos y de largo recorrido. Este acceso está supeditado, en todo caso, siguiendo la misma línea de la ley andaluza, a que los animales se encuentren en buen estado higiénico-sanitario, a que posean la identificación censal y a la acreditación, mediante la correspondiente cartilla sanitaria o documento equivalente, de la vacunación contra aquellas enfermedades cuya aplicación declare obligatoria la administración autonómica.

Para el resto de animales de compañía que no sean perros o gatos, se admite el acceso a los transportes públicos cuando se garantice su óptimo estado higiénico-sanitario y no constituya una actuación contraria a las prácticas y usos sociales generalmente admitidos previo acuerdo de la autoridad competente para cada tipo de transporte público. Indica esta ley, además, que las empresas propietarias de los medios de transporte pueden fijar las tarifas correspondientes por el uso de estos medios por los animales de compañía.

Similares requisitos se exigen igualmente en la ley asturiana y en otras normas autonómicas. Pero no hay que tomar en consideración únicamente las normas autonómicas sino también las ordenanzas locales que dicte cada ayuntamiento cuando regulan la tenencia de animales domésticos. Son muchas las ciudades españolas que cuentan con este tipo de regulación y, por lo tanto, es preciso no olvidarla y conocer la específica del lugar en el que residimos para saber con certeza cuáles son nuestras obligaciones y derechos como propietarios o poseedores de un animal doméstico especialmente cuando salimos con él a la calle.

Algunas ciudades, por ejemplo, determinan que se pueden trasladar animales domésticos en un transporte público cuando su volumen permita la utilización de un “trasportín” o se preocupan de que el transporte de los animales en cualquier vehículo no perturbe la acción del conductor ni se comprometa la seguridad del tráfico o simplemente se remiten las disposiciones vigentes para cada tipo de transporte y a lo que decidan las autoridades competentes en cada caso.

Estas mismas conclusiones o consejos son los que deben aplicarse en el acceso a los edificios y establecimientos públicos, aunque también existen ciertas normas especiales.

ACCESO A OTROS ESPACIOS PÚBLICOS
Muchas leyes autonómicas y todas las ordenanzas municipales se preocupan especialmente del mantenimiento de la limpieza de las vías públicas, especificaciones relacionadas sobre todo con la tenencia de perros que son los que realizan deposiciones y micciones en los espacios públicos, pero también se preocupan de dotar de espacios especialmente destinados al uso y al esparcimiento de los animales domésticos. La forma de llevar esta previsión normativa a la realidad y la concreta dotación en cada ciudad de estos espacios es, sin embargo, muy diversa y dista mucho de ser suficiente en la actualidad.

PERROS GUÍA Y DE ASISTENCIA
Todas las limitaciones que hemos comentado que existen en relación con el acceso a medios de transporte público, a edificios o establecimientos no se aplican cuando el animal con el que intentamos acceder a uno de estos lugares es un perro guía o un perro de asistencia. Son muchas las autonomías que cuentan con normativa relacionada con el especial tratamiento que reciben desde hace ya mucho tiempo los perros guía o perros lazarillo, de hecho, incluso existe una normativa en el ámbito estatal que regula su protección.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(13)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Perros y sitios públicos ¿Dónde puedo ir con mi mascota?

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    2949 | Adolfo Antonio - 21/07/2018 @ 15:46:26 (GMT+1)
    Acaban de construir una zona de esparcimiento público frente a mi piso, hasta el día de hoy, había dos carteles en la qué a los poseedores de perros, se nos obligaba a cumplir con la ley autonómica gallega 1/1993 del 13 de abril y en el reglamento que la desenvuelve aprobado mediante decreto 153/1998 del 2 de abril. Hasta ahí todo correcto, pero mi sorpresa en el día de hoy, es que acaban de sustituir dichos carteles por otros que dicen que no se puede entrar con ningún animal en el interior del recinto que no está vallado ni cerrado, sin basarse en ninguna ley, reglamento u ordenanza municipal que lo prohíba. Atentamente, espero su contestación
    2780 | Pepa - 04/11/2017 @ 11:06:47 (GMT+1)
    Puedo entrar en tiendas de alimentación o mercados si llevo a mi perrita de 2kilos en el interior de su bolsa de transporte ??
    2201 | Marisol - 17/05/2016 @ 14:03:26 (GMT+1)
    Buenos días, no sé a qué espacios públicos puedo acceder con mi pequeña perrita de 2,5 kg. Puedo entrar al banco con ella en brazos? Tiene el banco obligación de tener puesto el cartel de prohibido perros? Dónde veo a qué sitios puedo entrar? Vivimos en Madrid capital. Gracias

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelPerro.net

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
    www.elmundodelperro.net
    Contacto
    Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8