www.elmundodelperro.net

American Pit Bull Terrier

American Pit Bull Terrier
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:19h
Lo que siempre ha sido una absoluta prioridad para los criadores de esta raza canina desde sus comienzos, fue la selección de American Pit Bull Terrier (APBT) con buena disposición para con el ser humano, eliminando radicalmente de la crianza aquellos ejemplares que mostrasen el más mínimo gesto de agresividad sin motivo alguno hacia las personas. La selección de crianza de esta raza canina desde sus comienzos hasta nuestros días, ha sido dirigida hacia el equilibrio en todos sus sentidos, siendo totalmente contrario a lo que nos muestran algunos medios de comunicación hoy en día. Vamos a conocer al auténtico American Pit Bull Terrier.
Orígenes del American Pit Bull Terrier
Texto: FIAPBT & IADCRO

Existen diferentes teorías acerca de los orígenes del American Pit Bull Terrier (APBT), de las cuales la de Mariano Peinado (FIAPBT & IADCRO), es una de las más fundamentadas y con mayor peso internacionalmente. Según la teoría de Peinado, el patrón que dio lugar al origen de la raza canina American Pit Bull Terrier estuvo basado en una raza española. Esta teoría está encaminada por dos vías paralelas y en diferentes lugares:
1º- El primer camino en el que comenzó a originarse el American Pit Bull Terrier se perfiló hace 500 años cuando los conquistadores españoles en plena colonización de América llevaron varios perros de la raza Alano español en sus barcos para que les ayudaran abrirse camino en la lucha con los indígenas nativos del sur y centro América. Con el transcurso del tiempo, ya establecidos los colonos de España con sus Alanos, éstos fueron cruzados con perros que allí habitaban sin raza definida, originando una nueva e interesante variedad de perros fuertes y poderosos.

Poco a poco los españoles llegaron a ser los primeros propietarios europeos de casi todo el sur y centro de América. También fueron los primeros propietarios europeos de una buena parte de lo que en la actualidad se compone Estados Unidos de América, Florida, Louisiana, California, Mississippi, Nuevo México, Colorado, Kansas, Nebraska, Nevada, Arkansas, Dakota del Sur, Arizona, Oklahoma, Texas..., hasta que estos lugares fueron adjudicados a México, cuando México se independizó de España en 1822. Como nota curiosa decir, que los perreros de los tres últimos Estados citados, Arizona, Oklahoma y Texas, fueron en gran medida los responsables de la evolución más importante de lo que es el American Pit Bull Terrier de la actualidad. No en vano, los tres mejores criadores (conocidos) de todos los tiempos de esta maravillosa y noble raza canina, vivieron en cada uno de esos Estados: Maurice Carver en San Antonio, Texas; Earl Tudor en Oklahoma y el Reverendo Howard Heinzl en Phoenix, Arizona.

Por tierras de Norte América, los colonos españoles también tuvieron que combatir contra los colonos Británicos, los cuales y curiosamente, en vista de los estupendos resultados que aportaban los perros a los colonos españoles, les copiaron llevando consigo perros de presa autóctonos de su país (mayoritariamente de color blanco), para que les ayudaran igualmente en sus luchas contra los indios, españoles y franceses. Transcurridos los años y por diversas razones, se mezclaron los Alanos con los perros Británicos y estos a su vez, también fueron cruzados con los cruces de Alanos mezclados con los perros que ya habitaban en América antes de llegar los españoles. Como resultado de esta combinación, se generó una extraordinaria e increíble nueva variedad de perros, impulsada positiva y eficazmente por el denominado vigor híbrido o heterosis que proporcionaron los Alanos.

De aquella diversidad de cruzas se perfiló una nueva raza canina, la cual, llamamos hoy día American Pit Bull Terrier, a pesar de que en aquellos momentos, lógicamente, aún les faltaba evolucionar en su fusión con el segundo camino paralelo que igualmente hizo surgir la raza ocurrido en Gran Bretaña, para definir su fenotipo y genotipo que poseen en la actualidad. Esta nueva raza canina, con el tiempo llegó a superar en cualidades y virtudes a los poderosos Alanos Españoles.

2º- El segundo camino paralelo que hizo surgir al American Pit Bull Terrier, ocurrió en Gran Bretaña. Dada la gran admiración que los perreros Británicos hace más de 400 años sentían por los Alanos Españoles, por la vitalidad, bravura, casta y fortaleza que demostraban en las diferentes lidias y cacerías donde eran utilizados, importaron a su país una gran cantidad de ellos, los cuales se fueron estableciendo en diferentes puntos del Reino Unido para cumplir el cometido de semental para, de esta manera, introducir nuevos genes en sus perros de presa autóctonos sin raza definida (el color blanco predominaba en ellos) y abrir sangre para intentar mejorar en lo que a calidad de los perros se refería.

El proyecto fue logrado exitosamente gracias al fuerte impulso positivo y eficaz del igualmente denominado vigor híbrido o heterosis que proporcionaron los Alanos a los perros Británicos. El mérito y los créditos del Alano Español por mejorar la calidad de los perros de presa autóctonos británicos fueron silenciados y enterrados por la mayor parte de los perreros británicos por motivos obvios de guardar el secreto al competidor, pero más especialmente por motivos de desacuerdos políticos entre el Reino Unido y España. Por esta razón, en la actualidad existe bastante desconocimiento en este asunto, una lástima.

De aquellas combinaciones en el Reino Unido, también se perfiló el origen del American Pit Bull Terrier. Esta nueva raza canina por aquella época fue denominada como el “Old English Bulldog” (Antiguo Bulldog Inglés).

DENOMINACIÓN
El nombre oficial de American Pit Bull Terrier se le dio a la raza en el año 1898, por el estadounidense C. Z. Bennet cuando en ese mismo año Bennet fundó el Organismo Oficial United Kennel Club (UKC), en el cual a los perros de raza American Pit Bull Terrier se les registraba para darles el pedigrí con sus respectivos árboles genealógicos, realizando de esta manera una labor memorable para la raza pura y situando el listón muy alto en lo que a rigor zootécnico se refiere para aquella época.

Anteriormente al año 1898, al American Pit Bull Terrier se le denominaba con diferentes nombres, dependiendo en el país que se encontrase. En Gran Bretaña se le denominaba como el Antiguo Bulldog Inglés y más tarde como Bull and Terrier, Pit Dog y, por último, Pit Bull Terrier. En América se le denominaba de diferentes maneras, Half and Half, Yankee Terrier, Pit Terrier, Bull Terrier Americano o simplemente Bulldog.

La creación del American Pit Bull Terrier tanto en América como en Gran Bretaña, fue debida a la búsqueda por los perreros de antaño para encontrar un perro de trabajo todo terreno que se adaptase a la perfección a la hora de desarrollar cualquier tipo de trabajo, por muy duras que fueran las circunstancias para elaborarlo y que los perros convencionales no podían ejercer.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (71)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
1 comentarios