www.elmundodelperro.net

Can de Palleiro

Can de Palleiro
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:19h
Fotos cedidas por el Club Can de Palleiro

Una de nuestras joyas caninas más denostadas en el tiempo es también, paradójicamente, una de las que más y mejor han servido al español rural durante siglos. Hablamos del Can de Palleiro, un eficiente perro pastor y de guarda de origen gallego, dotado de una excelente inteligencia y que demuestra una fidelidad y un equilibrio psíquico ideales para enriquecer, con su sola presencia, la convivencia familiar.
Historia
Por Ernesto Fernández Rodríguez (Presidente do Club Can de Palleiro)

La Historia del “Can de Palleiro” comienza hace muchos años en la regiones de Centroeuropa, donde las tribus que habitaban estas tierras se ayudaban en sus tareas diarias de los ancestros, de lo que hoy en día son nuestros Pastores Alemanes, Belgas, Pastores de Picardía, Can de Palleiro y otros perros de pastor que hoy nos acompañan y que comparten, por tanto, un origen común.

Estos antiguos pobladores de Europa, en sus continuas migraciones, se fueron asentando en el norte y noroeste de España y con ellos, sus perros. La continua evolución en sus funciones y su adaptación al medio en que vivían dio como resultado la aparición de un mismo tipo de perro en cualquier zona de Galicia, con distintas capas y con distintos nombres según el lugar, Can de Palleiro, Can das vacas, Perro Lobo, etcétera, pero en esencia se trataba del mismo animal con el mismo carácter, morfología y sentimiento. Se trataba de un tipo de perro sufridor y trabajador, incansable, que se utilizaba fundamentalmente para conducir las vacas a través de los prados e impedir que se escapasen, recogerlas en los establos, acompañaba a los ancianos y a los niños en las casas y alertaba de la presencia de extraños en espera de una señal de su amo sobre cómo debía actuar.
Éste era el tipo de perro que ha existido desde siempre en Galicia y del que todos conocíamos su existencia, pero que hasta ahora no estaba para nada valorado ni apreciado en su justa medida, puesto que el trato que históricamente se les daba a estos animales fue realmente penoso ya que, como no se come ni da leche, siempre fue considerado un animal de segunda, situándose por detrás de vacas, cerdos, ovejas e incluso gallinas.

Por otra parte, también hay que tener en cuenta “os tempos escuros”, que decía Rosalía, que le tocó vivir a nuestra comunidad, donde la comida escaseaba y destinarla a un animal que, en principio, no reportaba nada era un lujo que no muchos se podían permitir, por lo que el Can de Palleiro sobrevivía comiendo lo que encontraba y durmiendo en la Palleira, (almacén donde se guarda la hierba seca para alimento del ganado en el duro invierno cuando los animales no pueden salir a alimentarse libremente de la hierba de los prados). Precisamente de aquí es donde toma su nombre nuestro perro.

Esta época de escasez que comentamos fue la que obligó a muchos de nuestros compatriotas a salir a buscar la vida a otras partes de España, Europa y América y fueron estos emigrantes cuando retornaban o venían de vacaciones los que fueron introduciendo otras razas, (sobre todo Pastor Alemán y Belga), que se cruzaron muy frecuentemente con nuestros perros autóctonos y que colocaron su pervivencia al borde de la extinción por la creencia errónea de que “siempre lo que viene de fuera es mejor”.

RECUPERACIÓN DE LA RAZA
La recuperación de esta raza se inicia en el año 1999 por la inquietud de la Xunta de Galicia que se propone comprobar la existencia de este perro de pastor, por lo que inician su labor entregando a los veterinarios del servicio de saneamiento ganadero un cuestionario para que identifiquen el tipo de perro que encuentran en las granjas en sus visitas. Una vez recopilados estos datos y descartando las valoraciones más discordantes, se efectuaron visitas in situ al resto de ejemplares, dando como resultado la constatación fehaciente de la existencia del mismo tipo de perro en distintos lugares de Galicia, de distintas capas y con diferentes nombres, pero que realmente son el mismo tipo de animal y con las mismas funciones. En esta prospección inicial se recibieron 279 encuestas y fueron seleccionados 45 ejemplares (38 machos y 7 hembras) y se iniciaron ya los primeros cruces.

Actualmente, existen 458 ejemplares inscritos en el Libro de Orígenes do Can de Palleiro (cuyo propietario es la Xunta de Galicia), 238 machos y 220 hembras y su presencia se extiende por toda Galicia, resto de España, (País Vasco, Andalucía, Cataluña, Madrid, etcétera) y también en Brasil, Noruega, México y otros países. Es de destacar su presencia en Brasil, donde se está utilizando en su primitiva función de “conductor del rebaño” en distintas explotaciones vacunas de ese país, tal y como se utiliza todavía hoy en día en nuestra comunidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (92)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

2 comentarios