www.elmundodelperro.net
¿Qué es el agility?
Ampliar

¿Qué es el agility?

¿Actividad lúdica o deporte? ¿Ocio o competición? Realmente el agility es o puede ser ambas cosas porque puede verse y practicarse desde ambos puntos de vista.

En general, puede decirse que es una actividad que puede practicar cualquier persona que sea propietaria de un perro. No son necesarios más requisitos. El objetivo es conseguir que el animal recorra un circuito con un grupo de obstáculos determinado de una manera correcta y con contabilización del tiempo que tarda en realizarlo, aunque no es esencialmente una prueba de velocidad.

El perro demuestra agilidad, concentración, educación, adiestramiento, compenetración con su dueño, atención a las órdenes, obediencia, habilidad, sociabilidad y, por supuesto, realiza ejercicio físico.

El dueño pone de manifiesto la complicidad existente con su animal, el grado de armonía entre ambos y, obviamente, también implica ejercicio físico y entrenamiento con el animal que refuerza enormemente la relación entre ambos.

Si se plantea como ocio, sin duda, es una opción excelente para mejorar y mantener el estado físico del animal, la vinculación con el propietario y su grado de adiestramiento y atención. Si se plantea desde un punto de vista competitivo implica, como es lógico, un mayor entrenamiento y entrar en el circuito de pruebas homologadas que permitan mostrar la destreza del animal comenzando desde un círculo más próximo hasta poder llegar a competiciones internacionales.

Ambas opciones no son excluyentes sino compatibles o se puede iniciar esta actividad como ocio y valorar posteriormente la posibilidad de iniciar una carrera competitiva.

La base para iniciar la actividad es la educación y adiestramiento del animal e ir avanzando poco a poco en este sentido hasta lograr el nivel de destreza que exige la realización de los circuitos de agility.

En cualquier caso, para cualquiera de ambas posibilidades no es necesario tener un perro extraordinariamente bello ni tan siquiera de un grupo de razas determinado.

El agility puede realizarlo cualquier perro, sin importar su raza ni si cuenta o no con pedigrí porque no son estos extremos los que se valoran, incluso en competiciones.

No se trata de una exposición de razas en las que se toma en consideración la adaptación a los cánones de belleza. El agility busca poner de manifiesto otros valores no tan relacionados con el aspecto físico sino con las cualidades propias de esta especie, entre ellas, especialmente su compenetración con su guía.

Ahora bien, no implica que la práctica del agility no se encuentre regulada, más bien al contrario. Existe una amplia normativa con la que cuentan los diferentes clubes y federaciones que organizan las competiciones que regula de manera detallada los tipos de obstáculos, la forma de su colocación en los circuitos, el tiempo de realización, las puntuaciones y penalizaciones… La finalidad es que la puntuación final en una prueba sea totalmente objetiva, basada en criterios prefijados y no en valoraciones subjetivas del juez o jueces que estén gestionando la competición.

Y si no es posible practicar la actividad ni de forma lúdica ni competitiva, aún queda una alternativa más, acudir como espectador a alguna de las competiciones porque es realmente interesante observar lo qué pueden hacer perro y guía y la belleza de estos animales superando obstáculos y obedeciendo puntualmente las órdenes de su dueño.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios