www.elmundodelperro.net

Una cuestión de orejas…

Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.

Erguida, caída, enorme o simbólica, peluda o desnuda, natural o cortada, la oreja de nuestros amigos es uno de los apéndices más interesantes y útiles de su anatomía.


  • Foto: El Mundo del Perro - Alberto Nevado.


  • Foto: El Mundo del Perro - Alberto Nevado.


  • Foto: El Mundo del Perro - Alberto Nevado.


  • Foto: El Mundo del Perro - Alberto Nevado.

Los primeros perros la tenían erecta, de porte alto y talla media; esta oreja “primitiva” perdura todavía en las razas más antiguas. Pero muchos otros tipos de canes han modificado la forma, la talla y la posición de sus orejas. Las que primitivamente estaban erguidas se han alargado, hasta adquirir una considerable desproporción; otras se han redondeado en la punta o ensanchado en la base o, por el contrario, se han afilado en su extremidad. Existen decenas de tipos, de implantaciones, de formas y proporciones, sin mencionar aquí a las orejas recortadas por el hombre.

Es curioso notar que los perros de orejas muy largas suelen tener mejor olfato que los demás. Por otra parte, ningún estudio serio ha permitido afirmar que los canes de orejas grandes, móviles y erguidas tenían mejor oído. Tal vez estas razas son más obedientes y más atentas, pero esto es sólo una generalidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios