www.elmundodelperro.net

Colores para todos los gustos

Colores para todos los gustos

¿A qué debemos atribuir la aparente anarquía de los colores?

En primer lugar, a la genética, luego a la alimentación, al clima y al acicalamiento. La extensa variedad existente en la gama de colores del manto canino no es simplemente asombrosa… Blancos, negros, apricot, marrones en todas sus tonalidades, azules, unidos y atigrados, cuando no amarillos limón o rosas con manchas.

Las manchas pueden presentarse de cualquier forma, grandes, moteadas, chispeadas, localizadas o anárquicas.

Lo más extraño, es que un perro no siempre nace con su color definitivo. El cachorro de Dálmata ha olvidado sus manchas al nacer; el joven Caniche negro azabache puede volverse gris; el Kerry Blue y el Skye pueden variar del negro profundo al azul ceniza. Para el neófito las sorpresas son a veces enormes.

Por otra parte, con el tiempo el hermoso manto negro y fuego de un Pastor Alemán o un Dobermann puede volverse blanco, sin que por ello se presenten señales de envejecimiento precoz.

Uno de los colores que más puede variar es el negro, transformándose en rojizo (al sol, por ejemplo), o en gris o marrón.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios