www.elmundodelperro.net

La limpieza de los oídos

jueves 29 de octubre de 2015, 18:35h

La higiene de los oídos de los perros es necesaria, es recomendable hacerlo cada quince días, sobretodo si se trata de cualquier raza de orejas caídas.


En el caso de un perro que visita al peluquero con frecuencia, puede ser suficiente con la limpieza que el profesional hace aprovechando el aseo previo al arreglo.

Pero, si no es el caso, es preferible tomar conciencia de que la solución principal para evitar las otitis es manteniendo los oídos limpios.

Lo primero es asegurarse de que los oídos estén sanos. Suele resultar sospechoso cuando su olor es desagradablemente fuerte. Ante unas paredes de oídos irritadas, enrojecidas o inflamadas es muy importante acudir lo antes posible al veterinario.

CONSEJOS PARA UNA LIMPIEZA EXITOSA
Para empezar es necesario que el perro esté bajo control, es decir, que no se pueda escapar teniendo que ir tras él. La limpieza a de ser un momento agradable.
Yo recomiendo aprovechar el momento del baño.
Para evitar que el perro se agite durante el baño y lo moje todo, haga la limpieza de los oídos una vez haya finalizado con el baño y antes de sacarlo de la bañera.
Tenga en cuenta que tras aplicar el limpiador y darle su masaje se sacudirá para expulsar la cera.
Cuando no coincida con el baño, procure subirlo a un banco o mesa. Recuerde que el perro ha de estar bajo control sin opción a la fuga. En el caso de que no disponga de mesa también puede meterlo en la bañera aunque no vaya a bañarlo.
Levante la oreja y aplique un chorrito del líquido limpiador en la dirección del conducto.Ayúdese del aplicador largopara que el líquido llegue lo más adentro posible. Con mucho cuidadito de no arañar las paredes del oído.

Para eso es importante que el tubito sea de un material flexible como lo tienen los limpiadores de Kw.
Es muy importante no introducir demasiado el tubo. Lo importante es la dirección en la que se expulsa el chorrito. Se puede ver muy bien en la ilustración.

Masaje ese oído bien en pequeños círculos durante unos segundos.
Sin soltar la oreja masajeada, aplique el líquido limpiador en el otro oído. Masaje los dos oídos durante uno o dos minutos. Con el líquido se reblandece y se suelta la cera seca y pegada de las paredes y del interior de los oídos.
En el momento en que retire las manos, el perro se sacudirá expulsando toda la cera hacia afuera.
Si se sacude antes de que le haya dado el masaje la limpieza no habrá sido exitosa al 100 por cien.
Retire con toallitas húmedas de bebés, con gasas y con bastoncillos, los restos de cera que hayan quedado en las paredes externas. Los bastoncillos resultan muy prácticos para limpiar los recovecos de las paredes de los oídos. Es muy importante "no" introducir los bastoncillos en la parte interna. En cuanto a las toallitas, especialmente las de Aloe Vera, resultan muy suaves y limpian al tiempo que hidratan la piel de las paredes de los oídos.
OTROS FACTORES A TENER EN CUENTA PARA PREVENIR LAS OTITIS
En muchas razas les nace pelo dentro de los oídos. Estos pelos hay que retirarlos. No se cortan, se arrancan. Se tira de ellos para que salgan desde la raíz quedando las paredes del oído totalmente despejadas.
Si se hace bien no duele. Pero si lo ve complicado, esto es algo que puede dejarlo para que lo resuelva su veterinario o peluquero.
Se extraen de poquitos pelos en poquitos… Sin hacerle daño.
Para que el tironcito del pelo sea suave, es importante hacerlo con una pinza especial de punta redonda que no le arañe la piel.
La pinza mosquito engancha el pelo y facilita que el tirón resulte más fácil.
Existen unos polvos secantes especiales para cuando el pelo está sucio y resbala. EstosPolvos hacen que el pelo enganche mejor en la yema de los dedos o en la pinza y así se sueltan con máxima facilidad y sin incomodar al perro.
En las razas de orejas caídas es importante evitar la humedad en las orejas. Para ello, resultan prácticos los bebederos especiales para orejas limpias y los bebederos de chupete.
Los protectores de orejas resultan muy prácticos porque evitan que las orejas se mojen y se ensucien en los paseos.


Además reducen el riesgo de posibles “espigas” en los juegos por el campo.

En el caso de que, además, se trate de ejemplares de pelo largo, un buen consejo es que mantenga el pelo de la parte interior de la oreja siempre bien recortadito para que se airee con mayor facilidad. De esa manera, la limpieza también le resultará más cómoda.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios