www.elmundodelperro.net

La vida sedentaria de la tercera edad

Foto: Eduardo Berazaluce Pintado.
Ampliar
Foto: Eduardo Berazaluce Pintado.

Agility, exposiciones y competiciones de trabajo y de belleza, ejercicio y carreras al aire libre, adiestramiento, pensamos a menudo en sus jóvenes y deportistas lectores, pero menos en los abuelos y abuelas, que tanto aprecian y hasta necesitan la presencia de un compañero peludo que sepa compartir el calor del hogar y la paz que caracteriza a la tercera edad.

Llegando a una cierta edad –que puede variar mucho según los individuos– un día, uno ya no se siente atraído por el ajetreo de la vida exterior. Mejor se está frente a un buen fuego de chimenea o delante de la televisión, tejiendo jerseys y deshilando viejos recuerdos.

Pero la soledad es a menudo difícilmente aguantable y la presencia de un amigo afectuoso, que da sin pedir y requiere pocos cuidados, que sabe alegrar los atardeceres monótonos, se hace imprescindible.

Para los abuelos, el compañero perfecto es aquel que ya no es un cachorro; demasiado trabajo representa el enseñar la limpieza, debiendo uno salir apresuradamente varias veces al día o limpiando continuamente el suelo. Además, el prototipo ideal será de pequeña talla, comerá poco (los presupuestos de nuestros abuelos no son siempre muy elevados), podrá viajar fácilmente en la jaula o… mejor aún en el bolso.

Otra razón por la cual las personas de la tercera edad prefieren un ejemplar adulto es porque temen desaparecer antes. ¿Qué pasará entonces con el dulce amigo de los últimos años?

Todas estas consideraciones nos llevan a aconsejar la adquisición del perro en un centro serio o en un centro oficial de recogida como las Asociaciones en la protección y defensa de los animales. La elección se hará con la máxima seriedad, con tiempo y el asesoramiento de un especialista o de un veterinario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios