www.elmundodelperro.net

La puesta a punto tras el verano

Foto: Alberto Nevado.
Ampliar
Foto: Alberto Nevado.
miércoles 31 de agosto de 2016, 09:57h

Playa, campo, montaña… Después de finalizar las vacaciones toca una revisión. Son muchos los cambios que va a experimentar en esta época. El perro pasará muchas más horas en la calle, el exceso del sol quemara el pelo, el agua del mar provocará la deshidratación del pelo, se habrán formado nudos y la zona plantar será la que más habrá sufrido durante el verano.

PIEL Y PELO

La piel y el pelo necesitan de hidratación, es decir, de agua y nutrientes.

La pérdida de hidratación depende de factores como la alimentación y el ambiente, pero sobre todo, depende del tipo de pelo.

Cuanto más fino es el pelo, más agua y nutrientes pierde en menor tiempo.

Por eso, es necesario bañar con mayor frecuencia, y utilizar champús y acondicionadores más intensos en nutrientes.

Síntomas que nos indican la necesidad de volver a bañar: olor desagradable, pérdida de brillo en el manto, posible inicio de caspa, picores, formación de nudos, aparición de grasa.

Llegaremos a la conclusión de que la cosmética que hemos utilizado es inapropiada cuando tras el baño observemos que no se solucionan los síntomas de:

Manto mate, sin brillo o seco. El pelo tiende a ondularse y a anudarse con facilidad. Dificultad en el cepillado. Mudas intensas y continuadas en el tiempo. Piel seca con tendencia a escamarse. El perro se rasca, incluso tras el baño. Irritación y enrojecimiento de la piel.


OÍDOS

El mantenimiento de la limpieza de los oídos es importantísimo, especialmente en todos los perros de orejas caídas. En este tipo de perros, para prevenir de posibles otitis difíciles de curar, es conveniente limpiar los oídos cada quince días.

Para proceder a limpiar los oídos, es muy importante que el perro esté bajo nuestro control, es decir, que no se pueda escapar teniendo que ir tras él con el asunto a medias.

Hay algunas razas a las que les nacen pelos en los oídos. Estos pelos hay que quitarlos. No se cortan sino que se tira de ellos para que salgan desde la raíz quedando las paredes del oído totalmente despejadas.

Para que el tironcito del pelo sea suave, es importante hacerlo cogiendo muy pocos pelos cada vez. Esto se puede hacer con la yema de los dedos pero resulta más cómodo si nos ayudamos de una pinza especial, también llamadapinza multiusos o mosquito de punta redonda que no arañe la piel de las paredes de los oídos. La pinza engancha el pelo y facilita que el tirón sea más suave.

También existen unos polvos especiales para cuando el pelo está impregnado de cera y resbala. Hacen que el pelo se reseque enganchando mejor tanto en la pinza como en la yema de los dedos.

NUDOS

Si durante esta época hemos dejado a nuestro perro con el pelo largo, es fundamental que se mantengan cuidados evitando posibles nudos, la responsabilidad de esto no es del profesional sino de cada propietario.

Hoy en día existen champús, acondicionadores, productos desenredantes y cepillos especializados que facilitan enormemente el control de los nudos. Basta con cinco minutos al día.

OJOS

Con la limpieza diaria se cuidan los ojos de manera que se evitan posibles infecciones de la zona y que los restos de lágrima seca, dañen el ojo y en consecuencia aumente la secreción lacrimal.

La lágrima de algunos ejemplares oxida el pelo inevitablemente y debe ser eliminada de continuo para evitar, en la medida de lo posible, que deteriore ese pelo.

Para una buena limpieza son necesarios 2 discos de algodón, una esponjita y un buen líquido limpiador antiséptico como es el Diamond Eyes de Kw. para que, además de ayudar en la limpieza, proteja la zona de posibles infecciones.

Se impregna un disco de algodón del líquido limpiador y se masajea con suavidad humedeciendo la zona hasta retirar la lágrima. El líquido limpiador ayuda a reblandecer la lágrima de manera que es retirada, sin arañar ni irritar la zona.

Los días de mucho viento no son buenos para los ojos. A veces se irritan. Es aconsejable disponer de un colirio como es el Colirio de Kw. que limpia los ojos y párpados relajándolos por completo y elimina la suciedad causante de irritación y de exceso de lágrima.

ALMOHADILLAS

En determinados casos, algunos de nuestros perros después del verano presentarán las almohadillas demasiado blandas que predisponen a sufrir quemaduras al contactar con superficies demasiado calientes, así como irritaciones y heridas. Para estos casos resultan sumamente útiles los endurecedores de las mismas que existen.

UÑAS

Las uñas largas son incómodas tanto para el propietario como para el propio perro. Independientemente de los arañazos a los que nos tienen resignadamente acostumbrados y que nos fastidian esos momentos tan extraordinarios de saludos efusivos…, las uñas excesivamente largas hacen que el perro en vez de apoyar su peso sobre sus almohadillas, lo haga en parte sobre las uñas. A su vez, ese peso se traslada al hueso. Y esto resulta incómodo para el perro.

La frecuencia del corte de uñas depende del crecimiento y del desgaste en cada perro. Aunque hay perros a los que no es necesario cortárselas nunca, en la mayoría de los casos es recomendable hacerlo cada 15 días. Por tanto, no es suficiente con que lo haga el veterinario o el peluquero cada varios meses.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
www.elmundodelperro.net
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8