www.elmundodelperro.net

El atávico instinto de protección y carácter de cada individuo

Foto: Ismar Müller López.
Ampliar
Foto: Ismar Müller López.

El instinto de protección nace de diferentes nociones basadas sobre varios instintos fundamentales enfocados a través de fenómenos de impregnación. Dicho de manera más simple: todo perro es ante todo un carnívoro predador que ha tenido que luchar y matar para su supervivencia durante un largo periodo de su evolución. Volvemos a encontrar el instinto de caza en todos los tipos caninos, y eso desde sus primeros meses de vida. Sacudir un trapo, perseguir un gato, correr detrás de una hoja que se cae o de un pájaro…; todos estos actos innatos corresponden a actos de cazadores.

La educación desvía estos mismos instintos hacia funciones determinadas: ataque, defensa, <> (para el perro de ataque), etc. el instinto de defensa es algo diferente al de caza. Se relaciona con una amenaza: en efecto, el cachorro aprende rápidamente a defender la mama más llena, luego su plato de comida o su juguete. En cuanto al instinto de fuga es una consecuencia directa del instinto de defensa cuando el animal es miedoso o se siente acorralado. Se autoprotege. Gracias al juego, que es esencial al equilibrio psicológico de todo cachorrito, se canalizan los diferentes instintos de los que hemos hablado.

EL CARÁCTER DE CADA INDIVIDUO

Como es normal en todo ser humano, cada individuo canino posee su propio carácter y sus tendencias, sus vicios, sus preferencias. Los genes, la infancia, el medio ambiente, las condiciones de vida que forman el carácter. Los hay poco agresivos (como la mayoría de los perros de compañía, de salón o los perros de pastoreo, acostumbrados desde hace tiempo a respetar su entorno y los seres que lo habitan), los hay más agresivos (como los perros de presa y de combate), los hay diferentes (como muchos perros de trineo) o muy dependientes del amo (como muchos perros de caza que se guían esencialmente sobre las ordenes y el comportamiento del amo). Pero no hay que detenerse a creer en generalidades; el animal más sosegado y amable se volverá agresivo si se le golpea o maltrata. El que de por sí debería ser nervioso lo será mucho menos si el dueño lo saca a menudo y le hace hacer deporte. En todo caso todo ejemplar atado y olvidado en un lugar cerrado se volverá neurasténico y en ningún caso se puede acusar a la raza o a los genes de estas aberraciones del comportamiento debido a errores humanos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • El atávico instinto de protección y carácter de cada individuo

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2467 | Ricardo Novas - 26/09/2016 @ 13:32:54 (GMT+1)
    Me gusto este articulo mi perro (Juanchi). es un PP. . en la plaza al soltarlo . el corrre hojas .palomas hace pozos . etc. y una vez cazo una laucha sacudiendola y .la dejo muerta y sr fue... ese instinto lo desarrolla solo en lugares abiertos. muchas gracias. son muy buenos sus articulos siempre los leo Atte.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelPerro.net

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
    www.elmundodelperro.net
    Contacto
    Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8