www.elmundodelperro.net
«De la Buleria Dona». Prop.: Ace of Clovers Kennel.
Ampliar
«De la Buleria Dona». Prop.: Ace of Clovers Kennel.

El comportamiento del Pinscher

Texto: Sergio Goiri (criador de Pinscher Miniatura y juez de la Real Sociedad Canina de España)

En las siguientes líneas ahondaremos en el comportamiento del Pinscher, en cómo es, cómo se relaciona y qué podemos esperar en una convivencia que fácilmente puede llegar a los 15 años de vida con un Pinscher. «Con mucho temperamento, lleno de vida, seguro de sí mismo, equilibrado. Todo esto lo hace un excelente perro de familia y para compañía».

Esta es la descripción del carácter que aparece en el estándar oficial de la FCI para la raza. Como bien dice, el Pinscher es un perro con mucho temperamento. En su relación con otros perros es un animal con un carácter muy fuerte. No le gusta que otros de su especie le cojan sus cosas y no es de compartir su comida. Además de Pinscher Miniatura, crío Schnauzer y también Galgo Italiano, y he apreciado claramente cómo en cada perrera o en la zona que tengo habilitada para que salgan a jugar durante todo el día se han formado jerarquías en las que el Pinscher, a pesar de su menor tamaño y peso respecto a las otras razas, han ocupado los puestos de mando. Así como en un patio de un colegio los niños mayores o más fuertes tienen la prioridad de utilizar el campo de fútbol o la cancha de baloncesto, el Pinscher la tiene a la hora de comer o de elegir hembra para cruzarse. El es amo y señor del lugar y tiene sus derechos adquiridos. Eso sí, sin haber tenido que pegarse con nadie por ello, pues el Pinscher no es tonto y sabe perfectamente que ante cualquier confrontación lleva las de perder, por lo que, en vez de utilizar sus dientes, acude a toda su astucia para conseguir sus fines.

Muchas veces hemos oído que una u otra raza, en estado salvaje, desaparecería. No es el caso del Pinscher Miniatura. El Pinscher es un superviviente. Es un zorro. Como sacado de una obra literaria, es un «lazarillo de Tormes» o un «Buscón» de Quevedo. Es un Burt Lancaster en «El Temible Burlón». Es un pícaro que utilizará toda su inteligencia y astucia para salir siempre airoso de cada obstáculo que se le aparezca.

Es un perro juguetón y alegre. Por su carácter tan jovial, el Pinscher no tiene edad. Esto es, que un Pinscher va a ser igual de juguetón o igual en su actividad de joven que cuando sea mayor. Es un payasete que llena de alegría el lugar donde vive. Perro devoto de sus dueños, a los que mira con amor y entusiasmo. Su mundo gira alrededor de su núcleo familiar y el que tiene un Pinscher nota esa lealtad absoluta hacía él. Pero todo esto sin llegar a ser faldero, pues el Pinscher no se siente cómodo estando en brazos y sabe cuándo dejar espacio al dueño o cuándo éste debe recibir un lametazo en la cara. Un perro que sabes va a estar ahí cuando lo necesites y no te va a agobiar.

Es una raza muy equilibrada y estable. Sabemos en todo momento lo que esperar de un Pinscher, que en ningún momento se le va a cruzar ningún cable. Pero ojo, así como para una casa son muy importantes sus cimientos, en un perro es muy importante su crianza, esos primeros meses que pasará con su criador. El carácter de un perro se puede basar en tres grandes pilares, su genética, la mano que lo cría (su madre, ya sea biológica o adoptiva, de la que va a tener un primer aprendizaje) y el ambiente en el que se ha criado (la mano del criador, sobresaltos durante esa crianza, calor, frío, ruidos, comida...). Y ahora que ha estado en alza o de moda esta bellísima raza, mucha gente ha querido subirse al carro y sacar partido de la crianza. Y, como siempre ocurre en esta situación, como antes del Pinscher ha ocurrido con otras razas, ésta termina por quemarse y estropearse. Se crían (o debo decir, se fabrican) en la mayor parte de los casos sin ningún criterio y se obtienen perros problemáticos, ladradores, mordedores o con cantidad de problemas psicológicos y/o de salud. Por lo que la gente va a tener ideas equivocadas de cómo es esa raza en cuestión.

El nuevo propietario o lector que ande buscando información acerca de la raza tiene que quedarse con la idea de que el Pinscher Miniatura (bien criado) es un perro noble. O más bien muy noble. Muy unido a sus dueños. Protector de su casa y su familia. Que va a estar siempre ahí cuando se le necesite. Juguetón incluso de viejo. Eso sí, su comida, sus juguetes y las caricias de sus dueños no se comparten. Son suyos y solo suyos...

Cachorro del criadero Flequillitos.
Ampliar
Cachorro del criadero Flequillitos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios