www.elmundodelperro.net

Cuidados del manto del Yorkshire Terrier

Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.
Ampliar
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.

El mantenimiento del manto de nuestro Yorkshire Terrier será diferente dependiendo de si los presentamos a exposiciones o no. En el Yorki de compañía bastará con que lo cepillemos todos los días durante, como mínimo, cinco minutos. Así conseguiremos que su pelo se mantenga limpio y brillante y facilitaremos su crecimiento. Para ello utilizaremos un peine de púas metálicas y otro de púas metálicas flexibles.

Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.
Ampliar
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.

Una vez que hayamos desenredado perfectamente todo el pelo del cuerpo, realizaremos una raya a lo largo de la espina dorsal y separaremos las dos partes para que caigan a cada lado del cuerpo. Después cepillaremos la cabeza con cuidado. A quienes les gusta contemplar la expresión de la cara de su Yorkshire, pueden recoger el flequillo con una goma siempre y cuando esté forrada para evitar que el pelo se rompa.

En cuanto al corte del pelo, debemos ser constantes pero lo más importante es que una vez al mes recortemos las orejas para mantener su característica forma de «V» y los pies, que tienen que tener una apariencia redondeada.

Podremos bañar a nuestro amigo cada quince días pero, eso sí, con un champú muy suave y un acondicionador que dejaremos actuar durante unos minutos antes de aclarar. Si queremos utilizar secador, debemos aplicarlo a temperatura media cepillando el pelo al mismo tiempo.

En los perros de exposición el cuidado del pelo debe comenzar a los dos meses con cepillados diarios.

La aplicación de aceites puede hacerse a partir de los cuatro meses y, a partir de los seis meses, habrá que recoger el pelo de los bigotes, la barba, el flequillo y la cola enrollándolo en papel de seda y sujetándolo con una goma que deberemos cambiar todos los días. Para hacer lo mismo con el resto del cuerpo, esperaremos hasta los ocho o nueve meses cuando, además, colocaremos unos calcetines en las patas posteriores para evitar que su pelo se deteriore cuando el animal se rasque. Un pijama de seda ayudará a que el manto se conserve en las mejores condiciones.

Bañaremos a nuestro Yorkshire el mismo día de la exposición. El lavado con el champú, que aplicaremos varias veces para eliminar el aceite del pelo, se completará con un acondicionador. Para secarle, no le frotaremos con una toalla sino que usaremos un secador a temperatura media al tiempo que cepillamos y desenredamos hasta asegurarnos de que está completamente libre de humedad y perfectamente liso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios