www.elmundodelperro.net

Si le pongo el bozal ¿le estoy castigando?

Si le pongo el bozal ¿le estoy castigando?
Ampliar
viernes 03 de noviembre de 2017, 11:15h
El bozal es un instrumento cuyo único fin es impedir que el perro pueda utilizar su boca, pero no esperemos que el perro entienda que se le coloca el bozal por haber cometido una mala acción. Viene a ser otra forma humanizada de entender el castigo y sobre todo muy utilizado por algunos propietarios, que se los ponen a sus perros como consecuencia de una mala acción.

El perro mientras tiene el bozal no es capaz de entender porque lo tiene, ya que no puede asociarlo a la mala acción que supuestamente realizó.

Al principio, el bozal es algo incómodo para cualquier perro, ya que imposibilita el uso de una parte importante de su cuerpo. Evidentemente a todo se acostumbran y en ocasiones su uso puede resultar necesario. En cualquier caso, tampoco está de más acostumbrarles a que lo puedan llevar en un determinado momento, como por ejemplo la visita al veterinario en caso de ser un perro de fácil respuesta agresiva.

La ley PPP (perros potencialmente peligrosos) obliga a determinadas razas de perros a llevarlas con el bozal, algo injusto que discrimina a razas y dueños y prejuzga a ciertos animales por pertenecer a una raza determinada, pero como toda ley si no se cumple nos pueden multar.

El bozal no es un instrumento al servicio de la educación del perro, es un instrumento que debería exigirse solo a ejemplares con antecedentes agresivos (sea cual sea su raza o mestizaje) y perros policiales por protocolo de seguridad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

Noticias relacionadas


Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

2 comentarios