www.elmundodelperro.net

El lenguaje del perro

El lenguaje del perro
Ampliar

Texto: Ken Sewell - www.kensewell.com

La comunicación social se define como: La transferencia de información mediante el uso de señales que suponen alguna variación en el aspecto y/o comportamiento del comunicador; y el lenguaje constituye la manera - generalmente dentro de una misma especie - de transmitir estas señales; tanto olfativas, como sonoras, visuales y táctiles. Cada señal corresponde a un mensaje concreto, pero sus combinaciones abarcan situaciones que van desde la cooperación hasta la rivalidad. La naturaleza de una señal es el elemento heredado de la comunicación, mientras que su grado de expresión es obra del aprendizaje.

El lenguaje del perro
Ampliar

Aquí, nos centraremos en el lenguaje sonoro. Los cánidos emiten dos tipos de sonido: el armónico, como el lloriqueo - que se emplea amistosamente y en algunos momentos de sumisión - ; y el ruidoso, como el gruñido, cuya emisión implica agresividad. Cuanto más agudo sea un sonido, más se parecerá a una vocalización infantil y menos amenaza supondrá porque lo infantil, por definición, es inofensivo. Lo contrario es aplicable a los sonidos de registro grave. Se trata de maneras de invitar a la aproximación y al alejamiento respectivamente, aunque existen excepciones en casos concretos; como cuando un subordinado se acerca, en actitud de sumisión activa, al ser amenazado por un superior. Estos dos tipos de sonidos extremos pueden combinarse entre sí, para adecuarse a todo tipo de exigencia social.

El lenguaje canino es primario. En otras palabras, ejerce su efecto mientras dura la emisión sonora. Está ubicado en el presente más inmediato, a la luz de la experiencia de cada individuo. Nuestro lenguaje, en cambio, es semántico, simbólico y compositivo. Contiene significado, es capaz de crear conceptos abstractos y sus componentes admiten combinaciones infinitas. Con la aparición de nuestra especie, Homo sapiens sapiens, en el sur de África hace aproximadamente doscientos mil años, nacieron las capacidades exclusivamente humanas de viajar mentalmente hacia momentos y lugares distantes, de aprender tareas complicadas de la experiencia ajena y de inventar y construir aparatos que posibilitan la extensión de nuestra mecánica corporal.

En definitiva, si le dices a tu perro que no quieres que salga de su habitación, con una voz llana, entenderá lo mismo que si le dices a tu hámster que no quieres que salga de su jaula. ¡O sea: nada! ¿Hablas con tu hámster?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelPerro.net

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
www.elmundodelperro.net
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8