www.elmundodelperro.net
Foto: El Mundo del Perro - Alberto Nevado.
Ampliar
Foto: El Mundo del Perro - Alberto Nevado.

El Labrador Retriever y el agua

Texto: Antonio López Espada.

Cuando los pescadores ingleses llegaron a la gélida isla de Terranova, llevaban consigo los perros que les habían servido en sus quehaceres pesqueros en las costas británicas. Siglo y medio después, en 1662, se produjo el hecho de que al nativo W. Cormack sus pies le llevaran de uno a otro rincón de la isla para estudiarla, quedando maravillado ante las proezas que había presenciado, según sus historias, rotagonizadas por pequeños perros de agua negros admirablemente entrenados en la recuperación de objetos en aguas profundas.

Foto: El Mundo del Perro - Alberto Nevado.
Ampliar
Foto: El Mundo del Perro - Alberto Nevado.
Foto: El Mundo del Perro - Alberto Nevado.
Ampliar
Foto: El Mundo del Perro - Alberto Nevado.

Su pelo corto era una ventaja para estos perros, que parecían haber nacido en el mismo agua por lo extraordinariamente bien que soportaban los baños continuados sin acusar las bajas temperaturas de las gélidas aguas de aquellas latitudes. Poco a poco, pero con paso firme, estos excelentes nadadores, de menor tamaño que el Terranova, fueron incorporándose a la mayoría de embarcaciones pesqueras de la zona.

Cormack, en sus crónicas de aquel viaje, también destacó que cuando estos perros salían del agua, increíblemente no se transformaban en un témpano de hielo, al resbalar el agua por su pelaje y quedar prácticamente secos al instante. Esto mismo fue ensalzado dos siglos después por el hijo de Lord Malesbury, aristócrata inglés causante, junto al coronel Hawker, de la entrada del Labrador en Inglaterra en el año 1830.

TESORO RACIAL
Como decíamos, más de 50 años después, Howard Harris, hijo de Lord Malmesbury, escribió a un amigo una misiva en la que dedicó varios párrafos a lo que él llamaba Perros de Labrador, lo que reafirma la creencia de que uno de los primeros que introdujo el sustantivo de Labrador en el nombre de este perro fue su padre. En ella afirma que mantiene la raza que llegó a él gracias a su padre tan pura como le es posible, no queriendo perder un perro cuyo «pelaje se quita el agua de encima como si de aceite se tratara y, más importante, tiene la cola de una nutria».

El Labrador Retriever, como raza, nació con la misión de servir a los pescadores canadienses en la complicada tarea de recoger todo lo que requería de un baño durante las jornadas de pesca. Un cabo roto, una boya, los pescados que se caían de la red, un sombrero, un guante..., y si imaginamos cualquier cosa que un pescador necesitaba recuperar del agua, ahí estaba el Labrador para hacerlo de una forma rápida y sin romper ni deteriorar nada con sus dientes. Incluso se les adiestraba para llevar los cabos que sujetaban las redes de barca a barca o en los trazos marcados. Un Labrador podía llevar la red de un sitio a otro para rodear al banco de peces y de esta forma el pescador sólo debía subir a bordo el botín conseguido gracias al trabajo del perro. Si tenemos la suerte de ver un grabado que recoja una escena costumbrista referida al papel de estos perros en la pesca, entenderemos con mayor exactitud la importancia de estos perros en la tarea de pesca en estos mares. En las embarcaciones más grandes se les ataba un cabo al cuerpo por el que eran descendidos hasta el agua, donde comenzaban su trabajo de recuperación o de portar y trasladar redes u otros objetos. Una vez terminaban su encomienda, volvían cerca del barco para ser subidos a bordo.

Estas situaciones nos llevan inevitablemente a admirar la gran capacidad de trabajo y la resistencia sin par del Labrador para mantenerse durante horas laborando en aguas profundas.

Foto: El Mundo del Perro - Alberto Nevado

ANATOMÍA EVOLUCIONADA
Malesbury acogió estas cualidades como verdaderos tesoros raciales en un perro con una adaptación tremenda al trabajo para el que fue creado. Entendió a la perfección la fortísima relación que une al Labrador Retriever con el medio acuático a través del análisis de los aspectos morfológicos que han conseguido erigir al Labrador como la raza canina que mejor disposición y cualidades puede ofrecer para el trabajo en medios acuáticos. La cola de nutria y el pelaje, de una densidad y resistencia ideales para pasar largas horas sumergido sin que el agua dañe a su cuerpo, fueron incluidas en la carta a la que nos hemos referido, pero en ella no señaló otra característica que ensalza aún más la tesis que defendemos: la membrana interdigital que caracteriza sus pies y que le sirve para añadir un impulso extra a cada uno de sus movimientos dentro del agua.
CAPAS DE PELO
Encontramos expertos en este retriever que han señalado que en un primer momento, es muy posible que existieran antepasados del Labrador con el pelo más largo, pero las duras condiciones en las que trabajaban estos perros en las gélidas aguas de Canadá se convertían en trampas mortales para todos aquellos perros de pelo largo, en el cual el hielo se acumulaba y finalmente podía llegar a atascarlos entre las capas de hielo, condenándolos a morir inmovilizados.

El pelo corto se convirtió en algo imperativo en la raza. Además, el Labrador cuenta con una densísima subcapa que es la que le hace prácticamente impermeable, impidiendo que las bajas temperaturas y la humedad le afecten.

LA COLA O «TIMÓN»
La cola, como observaron los introductores de la raza en Inglaterra en el siglo XIX, se perfiló desde el principio como la característica que más fácilmente distingue a la raza. Es muy gruesa en la base y se va estrechando de manera gradual hacia la punta, lo que le ha valido el símil que la denomina como cola de nutria. Esta conformación le es muy útil para hacer las veces de timón durante el nado, además de convertirse en un perfecto complemento a la hora de virar durante la carrera. Esta cola es fuerte, muy fuerte, y lo comprobaremos en nuestras rodillas si permanecemos junto a un Labrador contento, pues sus coletazos llegan a ser bastante dolorosos.
MEMBRANA INTERDIGITAL
Como se puede observar en otra raza de perro que ha evolucionado con el agua como medio esencial de trabajo, el Terranova, el Labrador Retriever cuenta con una membrana interdigital que se extiende hasta la segunda falange de sus dedos. De esta forma, cuando nada, abre los dedos y esta membrana convierte cada pie en algo muy similar a un pie de pato, cuatro verdaderos remos que le hacen ganar velocidad y capacidad de maniobra en el medio acuático.
MIOPATÍA DE LA COLA
Derivada de la actividad acuática que desarrolla el Labrador Retriever, encontramos una leve patología sin mayor trascendencia pero que el propietario de este perro debe conocer: la miopatía de la cola. No es exclusiva de la raza, pero sí común en ejemplares que trabajan continuamente en el agua. Dicha anomalía se presenta a través de una parálisis parcial de la cola, con incapacidad de superar la línea dorsal y cierto dolor durante la palpación de los músculos de la base. Como hemos señalado, su trascendencia es escasa, ya que la recuperación pasa porque el perro descanse y por la administración de antiinflamatorios en los casos más agudos.
INICIACIÓN DEL CACHORRO EN EL AGUA
Pero no debemos pensar que por ser un Labrador, el cachorro de esta raza va a lanzarse de cabeza la primera vez que vea el agua. Se produce el caso de que a los perros más inseguros les cuesta más zambullirse. En estos casos les ayudará meternos en el agua para aumentar la seguridad del perro y ayudarle a entrar, siempre en un punto donde el acceso sea gradual y donde pueda controlar esa entrada en todo momento (nada de escaleras donde el perro no pueda ir y venir e investigar).

Cuando vaya ganando confianza, irá entrando en zonas más profundas. Si, además, el cachorro está familiarizado con ese entorno gracias a visitas anteriores, la confianza será mayor.

Si procedemos con paciencia y sin forzar la situación, el perro descubrirá un disfrute sin igual en el agua y el problema, entonces, lo tendremos a la hora de dar por concluidas las sesiones de baño, cuando el perro se resista a salir para regresar a casa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • El Labrador Retriever y el agua

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    3075 | Guillermo - 23/01/2019 @ 19:11:36 (GMT+1)
    Excelente Raza tuve la oportunidad de tener y criar esta raza . Ahora estoy buscando un ejemplar para mi familia.deseenme suerte purfavor.mis hijos tienen q saber loq es tener un Labrador.graciass

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelPerro.net

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
    www.elmundodelperro.net
    Contacto
    Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8