www.elmundodelperro.net
«Baby Dakota del Sirokami». Prop.: Sirokami Husky Siberiano.
Ampliar
«Baby Dakota del Sirokami». Prop.: Sirokami Husky Siberiano.

El Siberian Husky, un perro social

Texto: Antonio López Espada.

A pesar de que nos encontramos con un perro con un pasado marcado por unas relaciones sociales en las que la manada lo dominaba todo, el Husky Siberiano es un perro que se entrega a la vida en familia y a su dueño de manera total, ofreciendo altas dosis de complicidad y cariño a todos los que conviven con él.

Sin embargo, esta relación debe ser bien planteada por parte del ser humano por lo que hemos comentado: en la manada, la jerarquía condiciona todas las relaciones entre los miembros de la misma. En la manada, esta jerarquía se establece entre los ejemplares dominantes y los dominados, quienes seguirán a aquéllos de manera ciega.

Éste es uno de los aspectos más valiosos en el carácter de esta raza, pues cuando se consigue establecer esa jerarquía, nuestro perro se convertirá en la mejor de las compañías.

Por ello, la educación, socialización y adiestramiento del cachorro son aspectos indispensables para lograr que nuestro Husky se entregue a nosotros de manera incondicional. Posiblemente, no nos verá como a su amo, sino como al Husky Siberiano líder de su grupo.

¿Cómo podemos conseguir esta situación ideal? Pues trabajando desde que el perro es un cachorro. Después de separarlo de su madre, el Siberian comienza a trazar lazos con el ser humano, y esos primeros momentos adquieren suma importancia. El criador es el
primero en establecer vínculos con los cachorros hasta que éstos llegan a su nuevo hogar. La socialización comienza aquí, y debe hacerlo de manera correcta.

El contacto con personas de todo tipo (adultos o niños, conocidos y desconocidos…) resulta de gran relevancia.

Cuando llegan a su nuevo hogar, el cambio puede resultar muy traumático, pues cambia a sus semejantes (madre y hermanos) por una nueva «manada» en la cual no sabe cómo posicionarse y donde se puede sentir desorientado. El afecto y las primeras reglas (delimitación de comportamiento) llegan en ese mismo momento, pero contrariamente a lo que pudiera parecer, esto se convierte en el mejor revulsivo en esa situación nueva para el perro, que aprende lo que se espera de él, algo que le relaja y le permite disfrutar más y mejor de su nuevo entorno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelPerro.net

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
www.elmundodelperro.net
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8