www.elmundodelperro.net
Correas con asas, de goma y con doble mosquetón: ¿qué correa debemos elegir?
Ampliar

Correas con asas, de goma y con doble mosquetón: ¿qué correa debemos elegir?

Es fácil perderse ante tanta oferta ya que existen muchas versiones diferentes. Por lo tanto, primero vale la pena considerar el propósito para el que estamos buscando una correa para poder elegir la más adecuada.

¿Corto o largo?
Las correas entre 1 y 1.5 metros son las más adecuadas para los paseos diarios por la ciudad, aunque depende del tamaño del perro (para un perro más grande una más corta puede ser suficiente). De esta manera, el perro nos puede olisquear fácilmente, pero la correa no colgara del suelo. Si es necesario, simplemente podemos ajustar la correa para que sea más corta, por ejemplo, cuando viajamos en el transporte público. Con ese tamaño, cuando quitamos la correa al perro, es cómoda de llevar en el cuello o sobre el hombro.

Para caminatas en el campo, no dudes en elegir una correa más larga de entre 10 y 15 metros. Esto le da a nuestra mascota una mayor sensación libertad, y a la vez no tendrás que preocuparte de que se escape persiguiendo a un conejo. Si caminas entre muchos árboles, estas correas largas serán menos prácticas, ya que pueden enredarse fácilmente. En este caso, una correa de entre 3 y 5 metros de largo puede ser una buena solución intermedia.

Si prefiere caminar en entornos urbanos, en parques, donde no puede soltar a su perro, puede elegir una correa de entre 1.8 y 2 metros, dependiendo de la altura del perro. Esto le dará más libertad a su mascota, pero aún así permanecerá a una distancia segura.

Las correas de doble mosquetón combinan las ventajas de las correas cortas y largas de manera excelente. De los dos ganchos de mosquetón, el más grande se encuentra sujeto al collar o al arnés del perro, mientras que el otro se encuentra sujeto a cualquiera de los tres aros que se encuentran en la correa (el objetivo es formar un circuito cerrado, para que puedas agarrarlo cómodamente). Estas correas como mínimo tienen 1.2 metros de largo, pero se pueden extender hasta llegar a los 240 centímetros. Además, gracias a los dos mosquetones uno se puede unir al collar del perro y el otro al arnés, una característica que puede ser útil para los perros que se asustan fácilmente.

La correa de entrenamiento es una buena opción, incluso cuando se quiere pasear a dos perros al mismo tiempo, aunque para esto último lo más adecuado será utilizar una correa doble. Esta correa es un accesorio que garantiza que los dos perros no se separaran durante la caminata.

También existe una correa muy corta de 35 cm de largo, que consta de una sola asa. Esta puede ser muy útil si desea mantener al perro a su lado (por ejemplo: en una multitud o en el veterinario). Cuando ya no sea necesaria, puede guardarse fácilmente en el bolsillo.

Las correas pueden variar no solo en longitud, sino también en grosor. Para perros grandes o que tiran mucho, es una buena idea elegir la versión más gruesa, mientras que, para los perros pequeños, generalmente la más delgada será suficiente.

Cómodo y a la vez resistente
Julius-K9® ofrece una amplia gama de correas realizadas con una gran variedad de materiales.

Como punto fuerte de los productos Color & Gray encontramos las fibras de goma tejidas entre la tela que aseguran una gran tracción.
Estas correas son cómodas de agarrar a la vez que resistentes y también se pueden usar bajo la lluvia.

Los productos IDC® Lumino están hechos de poliéster resistente, que se ilumina en la oscuridad (fosforescente), después de exponerse adecuadamente a la luz.
Por lo tanto son excepcionalmente buenos para caminatas nocturnas. Además, las correas de esta línea de productos son fáciles de limpiar y desinfectar.

Como su nombre indica, la Correa Tubular IDC® está hecha con una correa en forma de tubo, que ayudar a evitar cortes en las manos bajo cargas más pesadas.
Su característica especial es que contiene fibras fosforescentes que lo hacen brillar en la oscuridad. Esta es una correa ligera, pero muy resistente.

La correa de cuero trenzado de cuero de vaca se recomienda para aquellos que prefieren equipos más tradicionales para perros.
Es una pieza atemporal que le da al perro y al dueño un aspecto elegante.

Asa: ¿Con o sin?
Nuestras correas Color&Gray®, IDC® Tubular e IDC® Lumino están disponibles con y sin asa. La versión con asa se recomienda para el uso diario. Si a menudo pone la correa sobre su hombro, es aconsejable la versión que tiene un anillo en el mango, ya que se puede unir convenientemente al mosquetón. En el caso de los deportes para perros en los que ocasionalmente se suelta al perro junto a la correa (por ejemplo, en protección o en mantrailing), es más práctico usar una correa sin asa para evitar que quede atrapado en algo.
¡Elige uno de nuestros conjuntos!
En nuestra línea de productos Color&Gray®, Correa Tubular IDC® e IDC® Lumino, los collares también están disponibles junto a las correas. Si realmente buscas una apariencia moderna para tu mascota, ¡elige un collar a juego con la correa!
Correas especiales con fines especiales
Ciertas situaciones pueden requerir correas especiales. Por ejemplo, una correa utilizada en una exposición de perros suele ser discreta con la longitud ideal para que te permita guiar al perro en la pista. Cuando no se usa, se puede plegar fácilmente para guardarla en el bolsillo. Por el contrario, es menos apropiada para caminatas diarias, especialmente si el perro tiende a tirar. Si está buscando una correa para pasear o para atender a una escuela de perros, probablemente debería elegir la versión de 1.2 metros o la de doble mosquetón.

La correa de rastreo de 10 metros de largo fue diseñada específicamente para el seguimiento de rastros. Está hecha de un material delgado, liviano y resbaladizo que evita que se formen nudos. No obstante, no es ideal para usarla en caminatas diarias, ya que es demasiado delgada. Las correas más largas, mencionadas anteriormente, podrían ser más prácticas para esta práctica.

La llamada correa de natación fue diseñada específicamente para la natación del perro. Gracias a su material, no se hunde, ya que flota en la superficie del agua. Con su longitud de 10 metros, le da al perro suficiente libertad y a su vez le da al dueño el suficiente control, sin tener que preocuparse de que el perro pueda desaparecer persiguiendo a un pato. Sin embargo, y al igual que comentábamos acerca de la correa de seguimiento, la correa de natación no es ideal para caminar, por lo que se recomienda cambiarla por una correa normal después de que el perro haya terminado su baño.

La correa de contacto, especialmente diseñada para perros de trabajo, esta formada por una correa corta y una parte que se ajusta en el cuello del perro. Debido a su peso ligero, es casi imperceptible para los perros, aunque todavía se le pueda corregir en pequeños movimientos según la necesidad.

Cada vez más personas optan por salir a correr con sus perros para hacer ejercicio, para el cual, las correas tradicionales de longitud fija no son prácticas.

Para este propósito, la correa de jogging flexible Premium es la más adecuada ya que amortigua la energia de tu perro en caso de que intente correr demasiado repentinamente. Para correr y hacer caminatas cortas, puede ser una buena idea elegir la versión de 130 centímetros de largo y para hacer caminatas más largas o ciclismo, sera recomendable elegir la versión más larga de 200 centímetros. Para tales actividades, además de la correa adecuada, también es importante elegir el equipamiento correcto tanto para el perro como para el dueño. Para el perro, recomendamos un arnés IDC® Longwalk o Hard Dog Race®, mientras que los duenos pueden usar el cinturón de jogging Premium, que está disponible con la correa. El cinturón proporciona estabilidad y distribuye la fuerza, y a su vez mantiene ambas manos libres mientras corre.

Por: Orsolya Varga-Molnár

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios