www.elmundodelperro.net
¿Cómo cansar a tu perro durante la cuarentena? ¡Consejos útiles de JULIUS-K9®!
Ampliar

¿Cómo cansar a tu perro durante la cuarentena? ¡Consejos útiles de JULIUS-K9®!

Durante las semanas de restricciones para salir de casa, los dueños se preguntan desesperadamente qué hacer con sus perros en vez de salir a dar sus largas caminatas habituales, mientras que los cachorros a menudo golpean rítmicamente su pelota de goma más dura y pesada contra el suelo mientras esperan a que suceda algo. En estos casos, vale la pena poner en práctica algunos trucos para que las mascotas duerman tranquilamente durante sus días en casa.

Es importante poder cansar mentalmente a nuestro perro, ya que es casi imposible cansarle físicamente en este momento, a menos que podamos convertir nuestro salón en un circuito para perros. Desafortunadamente, por el momento tenemos que renunciar a las caminatas grupales, a jugar en el parque con la pelota y a echar carreras con los perros amigos.

El aspecto principal de la fatiga mental se basa en retara un perro en casa. Si generalmente no existe un enfoque específico en realizar actividades intelectuales, las tareas cortas y fáciles de entender, pueden conseguir que se alcance rápidamente la fatiga deseada. Por ejemplo, mandar que tu perro se meta debajo de la mesa puede ser una actividad muy simple y concisa. La esencia no es la mesa, sino la elección de un lugar por el que el perro no suela pasar o que no conozca tanto. En nuestro caso, la mesa de la oficina es algo diferente. La tarea será la siguiente: tenemos que intentar motivar al perro para ir a este lugar usando recompensas, y encaso de que la tarea se complete con éxito, podremos usar una palabra asociativa, que en nuestro caso será «mesa». Después de varias repeticiones, intentaremos enviarlo desde más lejos para que al final, solo con la palabra asociada consigamos que se complete la tarea y si es posible, de manera exacta y con calma. Si realizamos este proceso durante al menos 10 minutos, el perro probablemente se quedará tranquilo durante unas horas. Después, podemos crear fácilmente otra actividad sencilla para el entrenamiento mental.

Los perros más astutos conocen mejor a su dueño, lo que implica mayor complejidad para estos en la creación de un reto, ya que además los perros la próxima vez se darán cuenta de que el dueño les quiere enseñar algo. En nuestro caso, otro ejemplo, es la actividad de traer el objeto específico que he nombrado, distinguiendo así entre diferentes objetos. La base para esto, será trabajar primero con el perro para que reaccione a la palabra «trae», entregándonos un objeto en los manos o por el contrario quedarse con él, hasta que lo pedimos. Para la mayoría de los perros, lograr este paso es un trabajo difícil, por lo que vale la pena intentarlo, como garantía de un sueño placido del perro. Ahora, sigamos con la tarea siguiente aún más compleja.

Primero, introduciremos los objetos por separado al perro, por ejemplo, jugando primero con un solo guante. Mientras el perro está sentado, coloca el objeto en el otro lado de la habitación, luego vuelve junto a tu perro y usa la palabra «trae», añadiendo además «el guante». Esto solo se aprenderá, después de unas cuantas repeticiones. Una vez el perro lo consigue, podemos cambiarlo, usando por ejemplo la cartera. El proceso será el mismo, practicando un rato con la cartera. Después, colocaremos los dos objetos uno al lado del otro. Al principio el perro dudará pensando, alcanzando nuestro objetivo. Hasta que consiga entender exactamente el comando asociado a “trae”, se cansara anímicamente e incluso físicamente si los objetos se colocan relativamente lejos. Lo mejor de todo, es que esta actividad no tiene fin, ya que podemos enseñarle con tantos objetos como tengamos.

No olvides recompensar a tu perro: ¡puedes usar una recompensa o sorprender a tu perro con un juguete nuevo como, por ejemplo, una pelota JULIUS-K9® Duoplay!

Podemos crear una tarea que se pueda realizar dentro de cualquier espacio razonable, que no comprometa la integridad física del perro, como puede ser, el buscar un juguete, andar hacia atrás o empujar hacia abajo el agarrador de la puerta. Al prestar atención a nuestro perro, este estará contento con cualquier actividad que le propongamos, y además con un entrenamiento frecuente, le ayudaremos a mantenerse fresco mentalmente. Según la frecuencia nuestro perro aprenderá gradualmente a entender que esperamos de él. Merece la pena ponerlo en práctica, ¡los resultados hablan por sí mismos!

BZS

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios