www.elmundodelperro.net
«La Gesta de los Zapadores», de Augusto Ferrer Dalmau, con un Ratonero Bodeguero Andaluz  acompañando al Regimiento Real de Minadores-Zapadores abandonando Alcalá de Henares el 24 de mayo
de 1808.
«La Gesta de los Zapadores», de Augusto Ferrer Dalmau, con un Ratonero Bodeguero Andaluz acompañando al Regimiento Real de Minadores-Zapadores abandonando Alcalá de Henares el 24 de mayo de 1808.

Ratonero Bodeguero Andaluz: origen y primeros pasos

Ratonero Bodeguero Andaluz: origen y primeros pasos

Los investigadores apuntan al Fox Terrier de Pelo liso como el perro que dio origen al Ratonero. El comercio que existía a finales del siglo XVIII entre Jerez y las Islas Británicas también acercó al Terrier británico en un número elevado, lo que propició que estos perros llegados a Cádiz, que pudo cruzarse con perros autóctonos, aunque también se defiende una postura totalmente contraria que sostiene que la comarca jerezana se convirtió desde entonces en el mejor reducto genético del antiguo Fox Terrier de pelo liso, que aquéllos perros que llegaron hace más de dos siglos se han mantenido tal cual llegaron.

Aquel carácter típico en los terriers británicos fue muy valorado por los andaluces, que vieron en su gran predisposición para la caza de roedores y alimañas un verdadero tesoro contra estas plagas, tan comunes en aquellos años.

El color blanco predominante en su manto fue una máxima en la selección y cría de la raza. La razón la encontramos en que los roedores y alimañas aumentan su actividad en las horas de menos luz y en los lugares más recónditos de bodegas, graneros, almacenes…, lo que lleva al Ratonero a hacer lo mismo. El color blanco permite que se le pueda controlar mejor en condiciones de poca luminosidad.

Cuando comienza el siglo XX la cría selectiva había definido la raza, con una base morfológica en relación muy estrecha con los del Fox Terrier, pero el desarrollo que ha experimentado en la zona gaditana le ha llevado a afianzar un carácter equilibrado, muy acostumbrado al trabajo en equipo con ejemplares de su misma raza o con otros perros, ideal para la vida en familia, pues estamos ante un perro fiel y alegre, con una capacidad de adaptación muy destacable a cualquier tipo de situación o de lugar en el que vivir.

A su vez, tenemos que considerar que se trata de una raza inquieta y que necesita bastante ejercicio físico. Mantiene una actitud de constante atención, siempre atento a cualquier ruido o movimiento. Tampoco olvidemos que su capacidad para la caza de roedores es algo muy fijado en su ADN.

La adaptación que mencionamos le ha llevado a dedicarse con éxito a la caza menor.

Son ya muchos los cazadores que lo utilizan en la caza del conejo y la liebre, ya que su fino olfato y su tenacidad le llevan a encontrarlos en lo más intrincado del monte. Es un cazador que utiliza el olfato, pero también la vista, además, es muy rápido y ágil, lo que le permite moverse por cualquier tipo de entorno de manera muy efectiva.

Texto: Antonio López Espada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios