www.elmundodelperro.net
Foto Alberto Nevado - El Mundo del Perro.
Ampliar
Foto Alberto Nevado - El Mundo del Perro.

Ratonero Bodeguero Andaluz: Detalles morfológicos

La talla de este perro oscila entre los 37 y 43 centímetros de altura a la cruz en los ejemplares machos, donde el ideal se encuentra en 40 centímetros, mientras que las hembras, más pequeñas, cuentan con una altura de entre 35 y 41 centímetros, encontrando el ideal en 38.

Esta alzada guarda una relación con equivalente si hablamos de la longitud del perro, aunque el estándar admite hembras sublongilíneas.

En la báscula alcanza los siete, incluso los ocho kilos.

El color predominante es el blanco, manchado de negro. El pelo que cubre su cuerpo es corto, denso y uniforme. Las manchas negras se localizan, preferiblemente, en la cabeza y el comienzo del cuello. También encontramos manchas de color fuego en la cara y encima de los dos ojos, completando el efecto de cuatro ojos característico en la raza. También se acepta el color fuego, siempre que vaya acompañando al negro estandarizado, alrededor de la cola, en la región perianal y en las extremidades.

Su cabeza destaca por una forma triangular si la miramos desde arriba y desde el lateral.

Las líneas cráneo-faciales son convergentes, es decir, que si las prolongáramos, se cruzarían en esa prolongación. El cráneo es ligeramente subconvexo y el stop o depresión naso frontal es suave. La caña nasal es recta, y termina en una trufa negra, redonda y mediada. La dentadura es fuerte y cierra en tijera, y queda oculta detrás de unos labios finos y firmes.

Sus ojos son pequeños, dispuestos en la región facial de manera oblicua, y de color negro. Las orejas tienen forma triangular, amplias en la base e insertadas en la parte alta de la cabeza, a la altura occipital. En atención se mantienen plegadas hacia delante, en forma de «rosa».

Su estilizado, largo y fuerte cuello da paso a un cuerpo compacto y esbelto. Lo primero que nos encontramos es una cruz poco pronunciada.

La línea superior de su cuerpo es larga y en ligero descenso hacia la grupa, corta y redondeada, ligeramente inclinada. El lomo es corto y fuerte. Por debajo, el pecho es ancho y profundo, dejando paso a un costillar arqueado y a una línea ventral a la altura del codo que se recoge suavemente. La cola nace en una posición alta y se eleva erecta y de manera perpendicular a la grupa. Muchos cachorros nacen anuros, es decir, sin cola o apenas con unos centímetros.

Su apariencia es la de un perro atlético, ágil, fuerte y rápido, aptitudes imprescindibles para cumplir su función primordial, la caza de pequeños animales. Para ello, precisa unas extremidades dotadas de perfectos aplomos, de una correcta angulación y de una musculatura desarrollada.

Los pies cuentan con una forma más redondeada que las manos, pero comparten una buena dureza de almohadillas plantares.

Todo esto conlleva que el Ratonero Bodeguero Andaluz sea capaz de correr a grandes velocidades, pero también de virar de forma vertiginosa, de saltar alturas considerables…

Texto: Antonio López Espada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios