www.elmundodelperro.net
El cachorro, la importancia de su habituación a la peluquería
Ampliar

El cachorro, la importancia de su habituación a la peluquería

miércoles 06 de enero de 2021, 12:18h
Cualquier perro, sea de talla grande o pequeña, de pelo largo o corto, necesita que le acicalen habitualmente para prevenir problemas de salud de piel, oídos, boca, uñas y ojos. Acostumbrarlo desde cachorro evitará que a lo largo de su vida sufra de estrés en sus sesiones de higiene.

Muchos perros lo pasan mal cuando son manipulados y como consecuencia resultan muy difíciles de manejar. Este es un problema muy frecuente.

El resultado es la falta de cuidados cuya única solución consiste en dejarlos en manos de profesionales que se ven obligados a someterlos a sesiones de peluquería muy estresantes tanto para los propios perros como para ellos mismos.

Este artículo tiene como objetivo proporcionar las pautas adecuadas para manejar correctamente al perro desde cachorro y conseguir que disfrute del baño, secado, cepillado, limpieza de oídos, uñas, dientes, lagrimales y peluquería en caso necesario.

LA HABITUACIÓN DEL CACHORRO
1. En casa
Comience desde muy cachorro con sesiones cortitas de cinco minutos y vaya prolongándolas en el tiempo a medida que vaya consiguiendo que se relaje mientras le asea.
Siempre conviene y facilita mucho la tarea si se manipula sobre una superficie elevada y estable. Una mesa para cachorros y perros pequeños o medianos y un banco para los perros más grandes.

Antes de subirle por primera vez deje que sea él quien pida el contacto. Agáchese, póngase a su altura y espere a que tenga mucho empeño en subirse a Vd. Si se sube en sus rodillas ya habrá avanzado mucho. Luego sujételo con suavidad y firmeza y súbalo a la mesa.

Incluye horca y un lazo. Se acopla a la mesa plegada
para llevarla con máxima comodidad.



Tras el paseo o rato de juego el perro estará más cansado y le resultará más fácil relajarse.

• El manejo del perro ha de hacerse con «tranquilidad y paciencia», pero con «firmeza». No le permita actitudes sumisas, intentos de fuga, ni mucho menos mordiscos. En las primeras sesiones puede desviar su atención facilitándole algo que le distraiga. Demuestre su control absoluto de la situación desde el primer momento.
• Cepille cuidadosamente con un cepillo o carda suave.
Limpie sus ojos retirando las lágrimas, si hiciera falta.
• Compruebe sus almohadillas y entre los dedos.
• Asegúrese de que sus oídos están limpios.
• Si se hubiese manchado, pásele una toallita húmeda o bayeta absorbente.

Toalla de microfibra Ibáñez
Microtowel, proporciona un
secado rápido y perfecto


Al hacerlo diariamente pronto formará parte de su rutina y, sin darse cuenta, conseguirá que esté deseoso de subir a la mesa para disfrutar de su momento de atención especial.

El primer baño se puede hacer poco después de adquirir el cachorro, siempre asegurándose antes de que esté correctamente vacunado y desparasitado. Puede esperar uno o dos días para darle tiempo a ubicarse en su nuevo hogar, cuando compruebe que el cachorro está completamente desinhibido.



Disponga de todo lo necesario antes de comenzar cualquier sesión, incluso la disolución del champú con su agua calentita. Tenga a mano todo lo que vaya a necesitar para evitar correr riesgos dejando al perro fuera del control de sus manos. Sobre todo en las primeras sesiones.

Disponible la solución para bañar y secar a nuestros perros o gatos en la
bañera de casa sin sufrir dolores de espalda.

COSMÉTICA PARA EL CACHORRO
El pelo del cachorro es diferente al que tendrá de adulto. Es más suave y fino. La piel también es más sensible. Bañe con un champú nutritivo y no se olvide de aplicar un buen acondicionador para mantener su piel y su pelo bien hidratados.

En realidad no es necesario que sea un champú específico para cachorros aunque sí que es importante que sea una buena cosmética nutritiva.

A partir de que el cachorro vaya acercándose a la edad adulta el pelo puede variar en textura, color… en cuyo caso será necesario tratarlo ajustándose en función del tipo de pelo.


2. La peluquería
Además del aseo diario, los perros necesitan de otros cuidados como el corte de uñas, la limpieza de los oídos, y en los perros de arreglo, la peluquería.

En caso de perros de peluquería, es recomendable presentarlo al peluquero a los tres o cuatro meses para su primera sesión. El principal objetivo en la primera sesión no será un arreglo perfecto sino familiarizarlo a las sensaciones y ruidos propios de la peluquería.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios