www.elmundodelperro.net
Solo el 28% de perros y el 4% de los gatos recogidos por protectoras en 2020 llevaba microchip
Ampliar

Solo el 28% de perros y el 4% de los gatos recogidos por protectoras en 2020 llevaba microchip

El prototipo de perro que llega a la protectora es mestizo, de tamaño medio, adulto y con buena salud

lunes 02 de agosto de 2021, 13:46h

El número de perros y gatos recogido por las protectoras españolas durante 2020 sin identificación sigue siendo muy elevado. En el caso de los perros, tan solo el 28% llevaba microchip, mientras que en los gatos esta cifra se desploma hasta el 4%. Unas sumas que se mantienen muy similares respecto al año pasado y los anteriores, con un imperceptible aumento de 0’3 puntos en el caso de los gatos y un descenso de 0’6 en los perros.

Así lo indican los datos del Estudio Él Nunca lo Haría2020 de la Fundación Affinity, desde donde se hace hincapié en la necesidad de identificar correctamente a perros y gatos ya que “la implantación del microchip es una de las estrategias principales para luchar contra el abandono e incrementar las devoluciones de aquellos animales que no han sido abandonados, sino que se han perdido y pueden ser devueltos fácilmente a sus familias. La situación de los gatos es especialmente vulnerable en este sentido, porque casi todos los que llegan a las protectoras están sin identificar”, explica Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity.

El perfil de los perros y gatos recogidos en 2020: más animales seniors que en 2019

El prototipo de perro que hay en las protectoras españolas en 2020 se podría describir como mestizo, de tamaño medio, adulto y con buena salud. Sin embargo y respecto a años anteriores, aumenta considerablemente la presencia en protectoras de perros y gatos seniors, que pasa del 12% en 2019 al 22% en el caso de los perros, y del 7% al 19% en el caso de los gatos.

Isabel Buil asegura que “estos animales son los más vulnerables porque son los que las familias no buscan como primera opción. Su adopción tiene por tanto más barreras y acaban pasando más tiempo en las protectoras. Desgraciadamente existe la creencia errónea de que un perro adulto ya no podrá integrarse de la misma manera a una nueva familia o que no podrá ser educado correctamente. Y eso no es verdad. Adoptar animales adultos o seniors puede ser una opción excelente, y permite de igual manera educar al animal y crear un vínculo emocional fuerte con él”.

El tiempo medio de estancia en las protectoras o refugios de perros y gatos adultos y seniors fue en 2020 de 9 meses, un dato ligeramente inferior al de 2019. No obstante, sigue siendo uno de los perfiles de animales que más tiempo pasa en estas entidades, un hecho que se agrava si se trata de un perro enfermo y adulto, con un tiempo de permanencia de 4 meses más.

En el caso de los perros, también se incrementó, aunque de forma más leve, la recogida de animales de raza grande respecto al año anterior, pasando de un 23% a un 30%. Por el contrario, disminuyó la de gatos cachorros, pasando de un 48% en 2019 al 39%, rompiendo una tendencia al alza que se observaba desde hacía cinco años.

Por edad, el perfil de perro que llega a la protectora es en un 55% de los casos un adulto, en un 22% senior y en el mismo porcentaje, cachorro. Respecto a los gatos, el porcentaje de adultos (42%) y el de cachorros (39%) es similar, mientras que un 19% es senior. En lo que se refiere al tiempo de estancia en protectoras de los animales más jóvenes, tanto el de los cachorros de perros como el de los gatitos es de 3 meses, una cifra muy similar a la del pasado año.

Por razas, un 69% de los perros son mestizos y el 31% de raza, siendo las razas puras de caza las más presentes (17%), seguidas por otras razas puras con un 7%. Un 7% de perros son los denominados PPP (perros considerados de raza potencialmente peligrosa), para los que la estancia en protectoras se prolonga especialmente, siendo mayor que en el total de perros y en todas las edades.

Aunque las cifras son similares cuando se trata de cachorros, en el caso de los perros de raza potencialmente peligrosa adultos la estancia es de 11 meses tanto si el perro está sano como si está enfermo, llegando a superar el año de estancia (casi 13 meses de media) en el caso de los perros seniors enfermos.

También hay diferencias significativas respecto a la recogida de animales según su tamaño, pues predominan con el 51% los perros de tamaño medio, el 30% son grandes y el 19% son perros considerados pequeños.

Por estado de salud, el 58% de los perros recogidos por protectoras se encuentran en buen estado, y el 42% llegan heridos o enfermos. En cambio, en lo que se refiere a los gatos, sucede al revés, es decir, la mayoría de los que llegan a las protectoras (un 55%), están heridos o enfermos. “Se trata de animales muy vulnerables, ya que a la falta de alimento, cuidados y afecto que proporciona un hogar se suma su exposición a peligros externos, como posibles accidentes, infecciones, atropellos u otras amenazas que hacen que, cuando llegan a las protectoras, muchos de ellos lo hagan en condiciones de salud muy precarias”, explica Isabel Buil.

El peso de la raza mestiza en gatos es más notable que en el caso de los perros, siendo el 91% del total de gatos recogidos en protectoras – el gato europeo, considerado en España como mestizo, es el más común en el país -. Solo el 9% de los gatos son de raza pura, volviendo a valores de 2017 y 2018.

Fundación Affinity, más de 25 años analizando el abandono en España

Fundación Affinity lleva más de 25 años ofreciendo datos anuales sobre el abandono y la adopción de perros y gatos en España gracias a la colaboración de cientos de protectoras. El Estudio ‘Él Nunca lo Haría’ es el estudio de referencia a la hora de analizar esta problemática en nuestro país, siendo la única entidad que ofrece datos con representatividad a nivel nacional. En esta edición han participado cerca de 430 entidades, que a lo largo del año recopilan toda la información sobre los animales que atienden.

“Entender la realidad del abandono en nuestro país es clave para seguir trabajando en la prevención y para detectar aquellos aspectos que puedan contribuir a mejorar el problema, como, por ejemplo, la educación, el uso del microchip o la esterilización, entre otros. Además, en esta ocasión, hemos podido constatar el impacto de un contexto tan particular como el que vivimos en 2020, y poner cifras al impacto de la Covid-19 en las protectoras. Un año más, la colaboración de Ayuntamientos y protectoras públicas y privadas ha sido fundamental para la realización de este estudio y es y será siempre clave para mejorar la situación de estos animales. Para seguir analizando esta problemática, animamos a las protectoras que todavía no participan en el estudio a hacerlo, para así juntos elaborar cada año un mejor análisis del abandono en nuestro país”, afirma Isabel Buil.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios