www.elmundodelperro.net

Shar Pei

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:19h
Shar Pei
Una raza con la riqueza histórica de la que goza el Shar Pei merece el especial interés que le rinden las páginas que siguen. Hemos recopilado un completísimo estudio detallado de cada uno de los factores que tienen relación con la este perro oriental, como su historia, sus cuidados, los mitos y leyendas que siempre le han rodeado, los mejores cuidados que le podemos ofrecer, así como las últimas novedades que le afectan como raza con unas particularidades muy especiales.


Libros Recomendados :
SHARP PEI
LA ENCICLOPEDIA DE LA EDUCACIÓN DEL PERRO

¡ Visita nuestra Tienda !
Origen de la raza
Fuente: Traditional Shar Pei, Hong Kong.

Recopilación, traducción y resumen realizado por GingerPeis Kennel

Muchos conocemos ya la historia general del Shar Pei, sus orígenes, su importancia dentro de la cultura China y su gran antigüedad. Pero, en realidad, ¿qué tiene que ver el Shar Pei actual con sus antepasados, los Shar Pei primitivos, aquellos ejemplares que ya existían en la Dinastía Han (206 a.C.-220 d.C.)? Como todas las razas caninas, el Shar Pei no se ha mantenido indiferente a los cambios sociales, políticos, desastres naturales y, ante todo, a la selección del hombre. Según variaron las necesidades de sus propietarios y criadores, el Shar Pei ha evolucionado a lo que es hoy en día.
Sabemos que ciertos Shar Pei actuales, son portadores de importantes taras genéticas, tanto físicas como de salud. Los ejemplares floreados (moteados o a manchas) son ejemplos claros de taras genéticas indeseables en la raza y que aún siguen produciéndose. Pero, ¿realmente sabemos de dónde proceden estas taras?, ¿cómo podemos explicar que para los chinos resulte tan indeseable un Shar Pei floreado, casi un insulto, cuando en los primeros ejemplares importados a EE.UU. había un cierto número de ellos?
Si en el Shar Pei existieron ciertos periodos de evolución y cambios estéticos y de funcionalidad, uno de los periodos que más rápidamente influyó en esta evolución, sin duda, fue su paso por Hong Kong. Muchos criadores “tradicionales” de Hong Kong, los más fieles a la estética original del Shar Pei, han investigado la repercusión que el paso del Shar Pei por Hong Kong pudo influir en el desarrollo de la raza durante los años 50 hasta los 70. En este artículo queremos dar a conocer el resultado de años de estudio e investigación y de lo importante y trascendental que fue el paso del Shar Pei en Hong Kong, cómo se introdujeron estas “indeseables” taras y cómo llegaron a EE.UU., así como del motivo de que hoy en día perduren.

Queremos agradecer a la asociación “Traditional Shar Pei” de Hong Kong su labor, estudio de la raza y, sobre todo, hacer público su trabajo, tan importante para el Shar Pei. Para todo criador y amante de una raza, debe ser imprescindible conocer tanto su origen como su evolución.

Muchas personas son conscientes de la semejanza entre Shar-Pei y Chow Chow, pero ¿cuál es su conexión? Con un entendimiento del significado de “Tang Dog”, entonces esta semejanza comienza a tener sentido, porque tanto Chow Chow como Shar-Pei pertenecen a la misma familia de “Tang Dog”. Uno puede tener un mejor entendimiento del origen del Chow Chow y Shar-Pei si conoce más sobre el “Tang Dog”.

La palabra “Tang” proviene de la ‘Dinastía Tang’ (618-907 d.C.) en China. La Dinastía Tang fue la edad dorada en la historia de China, cuando China era el referente de civilización en el mundo. China comerció con Europa en el intercambio de seda, especias, porcelana y bienes e ideas con el mundo occidental. El ciudadano chino se siente orgulloso de esta dinastía aún hoy en día y les gusta utilizar este prefijo para referirse a las cosas típicas chinas. Por ejemplo, cuando ellos se refieren al barrio chino en su propia lengua, ellos dicen: “Tang Ren Jie” (pronunciado “Tong Yan Gai” en cantonés), esto, traducido literalmente, significa “calle de la gente Tang”. En el sur de China “Tong-gau” (cantonés) es una expresión común utilizada para referirse a los perros chinos locales en general. “Tong” hace referencia a la dinastía Tang y, por consiguiente, a algo típico chino y “Gau” significa perro en cantonés. En el norte de china, sin embargo, se emplea “Togou” para referirse a perro local (en mandarín).

Los “Tang dogs”, antiguamente en Hong Kong, no fueron considerados como animales de compañía, puesto que eran más valoradas sus aptitudes funcionales que su apariencia física. Advertían de y ahuyentaban intrusos, incluyendo humanos, perros, gatos, ratas, etcétera, de su territorio.
Los “Tang dogs” eran muy baratos en comparación con los perros de raza importados, que sí eran mantenidos y considerados animales de compañía. Los “Tang dog”, además de ser muy económicos, eran de mucha más utilidad para la mayor parte de las familias chinas que poseían campos, una finca o alguna propiedad que proteger. Las tiendas de animales en Hong Kong aparecieron a finales de los 60, principios de los 70, cuando la gente de Hong Kong empezó a considerar a los perros más como un animal de compañía que un guarda territorial.

Los “Tang dog” eran básicamente de tipo spitz, perros de hocico puntiagudo y directamente con manto, sin sub-pelo. Manto por lo general largo, pero a veces corto. La gama de color iba de sólido (blanco, cervato, marrón, caoba, negro) a floreado (moteado o particolor). Si miramos el primer Chow Chow presentado en una exposición canina en Hong Kong, en 1948, creeríamos estar viendo un Akita en miniatura.

Para entender ciertos defectos presentes en el Shar Pei y su relación con los perros floreados y el Chow Chow, necesitamos primero comprender qué hay dentro del fenotipo del “Tang dog”. El término “Tang dog” fue usado de manera intercambiable con el Shar Pei cuando el concepto de raza Shar Pei era todavía débil y no muy utilizado en los viejos tiempos. Ésta es la razón por la que en los años 70 los kennel clubs en Hong Kong todavía los registraban como Chinese fighting dog (perro chino de pelea) en lugar de utilizar el nombre que hoy conocemos, Shar Pei. Según el testimonio de Fook Wah Li, más del 50 por 100 de los perros “gladiadores” vistos en el ring de combate eran básicamente “Tang dog” en lugar de Shar Pei. Wong King Kwok estimó, contradiciendo y puntualizando a Fook Wah Li, que la proporción de “Tang dog” era del 70 por 100. Esto quiere decir que durante el periodo de “the grand mixing” (la gran mezcla, que más adelante explicaremos), el Shar Pei fue considerado como una parte de “Tang dog” y criado por su calidad de gladiador. No se tomó la precaución de conservar el fenotipo del Shar Pei, simplemente porque no había razón para ello en aquel tiempo.
Los “Tang dog” nos ayudan a explicar los Shar Pei floreados que llegaron a y se han visto en los EE.UU. Aún hoy siguen naciendo Shar Pei floreados, muy probablemente descendientes de Shar Pei procedentes de Hong Kong con genes de “Tang dog” mezclados. Es igualmente posible que genes de color de Bulldog, Boxer, Mastín y terrier se conserven en la herencia del Shar Pei. Los genes del “Tang dog” son bastante expresivos y continúan resaltándose aún en generaciones posteriores.

LAS ARRUGAS DEL SHAR PEI
Cada una de las razas caninas encierra una genética rica y peculiar, labrada durante más de 15.000 años por la selección natural y por la cría realizada y conducida por el hombre. Cada carácter morfológico (el color de pelo, el tamaño, la definición) y cada carácter del comportamiento (afectividad, agresividad, instintos) tienen un fundamento genético grabado en el DNA. Los Shar Peis no son una excepción y su historia es especialmente interesante e ilustrativa.

Aunque no hay buenos documentos científicos, todo parece indicar que los antecesores de los actuales Shar Peis aparecieron en la antigua China, en las provincias del sur, próximas al Mar del Sur de la China, hace más de 2.000 años. Los estudios moleculares realizados en la actualidad (Parker et al., 2004) demuestran que el Shar Pei esta próximo genéticamente a las razas asiáticas como el Shiba Inu, el Akita y el Chow-Chow, y hay que pensar que todas ellas derivan de un antepasado común, una raza primitiva de perro que vivía en Asia. Estos estudios también muestran que este grupo de razas son las que se encuentran más cerca genéticamente del lobo.

Parece muy probable que fue durante la recuperación de la raza, que tuvo lugar en los años setenta en los Estados Unidos de América, cuando se fijó el carácter más característico de la raza: las arrugas. Probablemente, los primeros criadores, animados por el éxito de los animales con más pliegues cutáneos, acentuaron este rasgo en los nuevos Shar Peis. El resultado es que un porcentaje variable de los actuales Shar Peis presenta más arrugas que los originales, lo que se puede definir como un “sobrefenotipado”, es decir acentúa un carácter del fenotipo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Shar Pei

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2555 | Yo - 27/11/2016 @ 00:45:42 (GMT+1)
    Muy buena información sobre esta fascinante especie.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelPerro.net

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
    www.elmundodelperro.net
    Contacto
    Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8