www.elmundodelperro.net

    

SABIAS QUÉ

Temperatura del agua

Es un error pensar que porque a nosotros nos guste el agua muy caliente para bañarnos, a nuestros perros les pase lo mismo. Pero también lo es bañarlo con agua fría, tal cual sale del grifo.

¿Dónde está la frontera entre un perro bien educado y equilibrado y otro consentido?

Texto: Patricia Lozano.

No te deja ni a sol ni a sombra. Te persigue por toda la casa invitándote a jugar o pidiéndote que le des un paseo. No para de mendigar comida ni en la cocina ni en la mesa. Ladra sin parar y destroza todo lo que encuentra cuando le dejas solo. Ni siquiera te permite que te relajes un momento en el sillón. Tienes un problema, has convertido a tu perro en un consentido que no entiende que no le dediques cada minuto de tu vida.

Los nudos

En la actualidad la cosmética canina está tan avanzada que nos llega a admirar el buen número de productos específicos que existen. Entre ellos están los acondicionadores formulados para ayudar a deshacer los nudos; estos productos esponjan el pelo y colaboran notablemente a que podamos deshacerlo sin la necesidad de cortar.

Agua caliente o fría

Nuestros perros se han adaptado tanto a nosotros que ya son iguales hasta en el gusto por la temperatura del agua. Aunque es normal oír a algún abuelo que en su pueblo los perros se bañaban en la pila con el agua fría, no se debe olvidar que esos perros no vivían en una casa con calefacción. Hemos humanizado tanto a nuestros perros que se han adaptado a nuestro tipo de vida, por ello necesitan bañarse al menos con agua templada. Aun así, lo realmente importante es el secado, ya que si bien aguantan que la temperatura del baño sea más o menos variable, no soportan igual permanecer húmedos.

Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro
Prácticamente todos hemos observado esta actitud entre los perros y algunos de nosotros nos hemos preguntado si esta forma de comportarse es un lenguaje que utilizan los perros que sienten miedo o sumisión.
El hecho aislado de meter la cola entre las patas no es por sí mismos una condición de miedo, sino que debemos ver lo que ello conlleva. Los perros poseen en la zona anal unas glándulas denominadas perianales, las cuales producen una sustancia que, aparte de tener una función de lubricación, producen un olor característico y personal.
Cuando el perro mete la cola entre las patas lo que está intentando es evitar que ese olor llegue al perro que le está dominando en ese momento; comparándolo con el comportamiento humano será la actitud de no mirar directamente a una persona que nos está alterando o produciendo inseguridad.
¿Por qué se revuelcan los perros? Hay varias interpretaciones ante este acto

Esta acción, sufrida por muchos propietarios de perros, no tiene más explicación que la desagradable consecuencia que se deriva de ella. Cuando salimos al campo o a la calle con nuestros perros, y normalmente coincidiendo con el día en que nuestro perro presenta una limpieza e higiene óptimas, éstos encuentran un gran placer al revolcarse en cualquier excremento o sustancia que para nosotros no deja de ser una repugnancia.

Foto: Jesús Sancho-Tello Safont.
Foto: Jesús Sancho-Tello Safont.

Este problema es habitual en animales jóvenes que mastican un cable eléctrico. Otras causas menos frecuentes son el contacto de la mascota con un grupo eléctrico defectuoso o por fenómenos eléctricos naturales, por ejemplo, la caída de un rayo.

Desplazamientos con animales de compañía

Requisitos sanitarios exigidos por los estados miembros de la unión europea para el movimiento de animales de compañía (perros, gatos y hurones) sin ánimo comercial.

La prevención, la mejor actuación

Procure que su animal esté sano, que no tenga ninguna enfermedad o parásito que pueda transmitir a otros animales o a las personas. Vacúnelo, desparasítelo y visite al veterinario cuando crea que pudiera estar enfermo.

La prevención, la mejor actuación
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.
Foto: Alberto Nevado - El Mundo del Perro.

Texto: Amare de Domi Canis

En nuestra primera convivencia con un peludito, sin duda nuestra primera emoción es la ilusión. Es la primera vez que: cuidamos de algo tan pequeño; que depende tanto de nosotros, que debemos responsabilizarnos de ellos y de educarlos bien… y como todo el mundo sabe, las primeras veces pueden ser muy duras; sobre todo si desconocemos ciertos aspectos de nuestra nueva responsabilidad.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
El Mundo del Perro - © 2015 Todos los derechos reservados
www.elmundodelperro.net
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8
0,2650146484375