www.elmundodelperro.net

Historia y Origen del Dogo de Burdeos

Texto: Pedro Díaz (Dominio De Los Penates) www.dominiodelospenates.com

En la actualidad ya no es el combatiente del pasado, un perro arisco y siempre pendiente de pelea. Gracias a la selección de criadores apasionados por la raza, se han logrado unos ejemplares equilibrados, sensibles y con una capacidad increíble para estar con los niños.
Adoran a los más pequeños, son capaces de aguantar todas sus jugarretas, que les tiren de sus típicas y hermosas arrugas, que se suban a modo de caballito..., ellos siempre están dispuestos a hacerles disfrutar y cuidan de ellos hasta un extremo máximo. En mi anecdotario personal les puedo contar que nosotros vivíamos en un barrio de las afueras de Madrid, todos nuestros vecinos tenían niños pequeños y bebés.

Este moloso francés pertenece a una de las razas más antiguas del país vecino. Este grandullón eleva su cruz hasta los 75 centímetros sobre el suelo y puede dar un peso de 65 kilos. Muchos de los pasos que ha dado en este largo camino junto al ser humano le han llevado a protagonizar verdaderas barbaridades. Ha sido utilizado como guardián de propiedades, para la caza de animales de gran tamaño, como perro de guerra implacable, pero el capítulo más aberrante en su dilatada historia le llevó a pelear a muerte contra osos, toros, grandes felinos y contra otros perros. Hoy mantiene sus cualidades como perro guardián, pero la selección le ha llevado a convertirse en un afectuoso miembro de la familia, capaz de crear un vínculo irrompible con sus dueños, a la vez que protector y cariñoso con los más pequeños de la casa.

  • 1